Ostras gratinadas

Probar el océano en nuestras comidas es uno de esos sencillos placeres de la vida. Sin duda, en el mar la vida es más sabrosa y esto también aplica a las artes culinarias. Las ostras son un excelente producto para poner este concepto en práctica y disfrutar de un almuerzo especial.

En esta oportunidad, los moluscos se preparan al horno. Deliciosamente sazonadas con los gustos del curry, la nata y la rúcula. Todo con un excelente gratinado de queso parmesano.

Ostras gratinadas con crema

Ingredientes

  • 12 ostras
  • 3/4 taza de nata
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • 200 gramos de rúcula
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Sal fina al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Sal marina

Preparación

  • Sacar las ostras de sus conchas, usando un cuchillo bien afilado. Verterlas en un recipiente con todo y su jugo. Reservar.
  • Tirar las conchas planas y guardar las más grandes y cóncavas. Raspar con un cuchillo para retirar cualquier residuo no comestible y lavarlas.
  • En una olla mediana, mezclar las ostras con la mitad de su jugo, la nata, el curry, el polvo de hornear, y salpimentar al gusto.
  • Cocinar por unos minutos y, cuando rompan a hervir, apartar del fuego. Si la preparación quedó muy espesa, añadir el jugo de ostras restante.
  • Precalentar el horno a 200 °C (392 °F) con el grill encendido y luego cubrir una bandeja grande con sal marina y colocar las conchas reservadas encima.
  • Lavar bien las hojas de rúcula, escurrir y secar. Rellenar cada concha con dos hojas de rúcula, agregar una porción generosa de la crema de ostras y terminar con el queso parmesano.
  • Llevar al horno a gratinar por tres minutos o hasta que la superficie se dore. Sacar la bandeja y servir inmediatamente, es un plato que no se puede comer frío.

También le puede interesar:   ¿Cómo no amar así el mar? Almejas a la marinera

Comments

comments