Huevos revueltos, desayuno de fin de semana (y su maridaje)

Desayuno de fin de semana

Como desayuno de fin de semana los huevos revueltos son una excelente opción. Es un plato saludable, con mucha proteína y que permite comenzar el día con mucha energía. Aunque es un plato fácil de preparar, requiere algunos minutos más que una simple tostada. Por ello, los huevos revueltos son ideales para disfrutar en el desayuno de fin de semana.

En este receta enseñamos a hacer unos huevos revueltos básicos, aunque al gusto del consumidor pueden añadirse distintos ingredientes como jamón (curado o cocido), bacon, salchichas de Frankfurt o bratwurst, todo tipo de setas, salmón ahumado e, incluso, un poco de trufa rallada con mandolina.

¿Por qué disfrutar de un desayuno de fin de semana?

El motivo principal es evidente: porque los días que no tenemos que ir a trabajar, solemos levantarnos bastante más tarde. Y ello implica que nos levantamos con hambre, y además, con ganas de disfrutar de una buena mesa.

Si desayunamos a media mañana, podemos acompañar la primer comida del día con una copa de vino. Y para estos huevos revueltos hemos elegido un vino que muestra ligereza y juventud, mucha fruta tanto en boca como en nariz, y con una frescura que lo hacen idóneo para degustarlo a una hora temprana. El Pájaro Rojo se elabora con uva mencía procedente de viñedos de 30 a 40 años de la zona del Bierzo, en León. Es un vino elaborado por la bodega Losada Vinos de Finca con una excelente relación calidad precio (algo menos de 9 euros) y es perfecto para un desayuno de fin de semana, un brunch o un aperitivo.

Desayuno de fin de semana

Receta de huevos revueltos básicos

  • Ingredientes para 2 personas:
  • 4 huevos frescos XL o 5 huevos M
  • 10 g de mantequilla
  • Sal y pimienta al gusto
  • Alguna hierba aromática de su elección

Elaboración:

  1. Separe los huevos en dos cuencos: por un lado, las yemas, y por otro, las claras.
  2. Bata bien las claras y las yemas por separado salpimentando ambas.
  3. Añada las claras a una sartén con la mantequilla caliente sin dejar de remover durante 5-6 minutos.
  4. Añada las yemas bien batidas y remueva bien durante 5-6 minutos más.
  5. Sirva y espolvoree con alguna hierba aromática de su elección.

También le puede interesar: Huevos benedict para un desayuno con clase