Palitos de calabacín al parmesano

Tener un bocado diferente siempre será algo agradable para el paladar. Pequeñas preparaciones que sirvan de acompañantes durante una reunión o para esperar el almuerzo. Estos ricos palitos de calabacín al horno con el delicioso gusto del queso parmesano son una muy buena opción.

Palitos de calabacín al parmesano

Ingredientes

  • 1 calabacín grande
  • 50 gramos de queso parmesano en polvo
  • 50 gramos de pan rallado
  • Ajo en polvo molido
  • Orégano al gusto
  • Sal al gusto

Preparación

  • Precalentar el horno a 220 ºC (428 ºF) con calor arriba y abajo.
  • Mezclar el queso con el pan rallado, el ajo en polvo y el orégano en un bol.
  • Lavar y secar el calabacín, cortar en bastones de 1 centímetro de grosor aproximadamente. Si lo desea, puede pelarlos, aunque la piel le da firmeza a la preparación.
  • Espolvorear un poquito de sal y pasar por la mezcla. Hay que presionar con los dedos para que quede bien adherida. En caso de que no se pegue la mezcla, puede mojar los bastones en aceite de oliva o yema de huevo.
  • Colocar los palitos de calabacín sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
  • Hornear durante 15 o 20 minutos hasta que doren por el exterior
  • Servir inmediatamente para evitar que se ablanden. Acompañar con la salsa de su preferencia.

También le puede interesar: Batata frita con canela. ¡Buenísimas!

 

Comments

comments