Morcilla de verano, tradición murciana

Las regiones de España están repletas de platos pintorescos e icónicos. En Murcia, uno de ellos es la morcilla de verano, una receta cuyo nombre indica algo muy diferente a lo que es. Se trata de una preparación a base de berenjenas cuyo aspecto y sabor rememoran al popular embutido.

En compañía de cebollas, piñones y otros elementos, se convierte en un buen acompañante para servir en cualquier momento con una rebanada de pan.

Morcilla de verano

Ingredientes

  • 3 cebollas
  • 4 berenjenas
  • 100 mililitros de vino blanco
  • 3 cucharadas de piñones
  • Orégano al gusto
  • Ajo en polvo al gusto
  • Comino en polvo al gusto
  • Pimentón ahumado en polvo (dulce o picante, al gusto)
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal al gusto

Preparación

  • Pelar y picar la cebolla en trocitos y sofreír a fuego lento en una sartén tapada con tres cucharadas de aceite. Mientras se ablanda, lavar las berenjenas, retirar el rabo y cortar en cubitos.
  • Añadir la berenjena a la sartén y subir el fuego mientras se cocina. Verter el vino blanco, el orégano, ajo en polvo y una pizca de comino y pimentón. Remover bien. Cuando el alcohol del vino se haya evaporado, tapar y cocinar a fuego medio durante 30 minutos.
  • Tostar los piñones en otra sartén sin engrasar. Cuando empiecen a estar dorados, retirar. Adicionar a la mezcla anterior y cocinar 15 minutos más con la sartén sin tapar y machacando con una cucharilla, hasta que estén la berenjena y la cebolla muy melosas y blandas.
  • Apagar el fuego, dejar reposar y servir la morcilla de verano con pan o tostadas.

También le puede interesar: Berenjenas rellenas de carne y champiñones

Receta de LaCocinaDeRebeca

Comments

comments