Newsletter

Síguenos

Originales galletas saladas sin mantequilla

Las galletas producen una gran adicción, no importa la edad que se tenga. Lo llamativo de esta preparación es que es ideal para los intolerantes a la lactosa, ya que no lleva mantequilla. No habrán remordimientos por haberle dado un pequeño mordisco a una de ellas. Son fáciles de hacer y quedan crujientes.

Galletas saladas sin mantequilla

Ingredientes
  • 3 1/2 tazas de harina de trigo
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • Una pizca de azúcar
Preparación
  • Tamizar primero la harina, el polvo de hornear, la sal y agregarlos a un bol grande.
  • Añadir el azúcar y verter el aceite poco a poco. Mezclar todos los ingredientes con un tenedor o batidor de mano, hasta que la masa comience a compactarse.
  • A continuación, amasar con las manos hasta que la preparación esté suave. Armar una bola grande, colocarla en el bol, taparla con envoplast y refrigerar durante una hora.
  • Una vez que haya transcurrido ese tiempo, calentar el horno a 180 °C.
  • Espolvorear un poco de harina sobre una superficie plana, extender la masa con un rodillo, hasta que tanga un grosor de medio centímetro aproximadamente.
  • Cortar la masa con moldes para galletas o con un vaso de poco diámetro. Extender papel vegetal sobre una bandeja, colocar las galletas sobre ella y pincharlas con un palito para que no crezcan, mientras se hornean.
  • Meterlas en el horno y pasados 15 minutos, si ya están doradas, sacarlas. Retirarlas de la bandeja y dejar que se enfríen sobre una rejilla.
  • Servir con algún queso, dip, mermelada o, incluso, solas.
También le puede interesar: Deliciosas papas al estilo Alfredo. ¡Buena guarnición!

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram