Coxinhas de frango

Esta preparación es muy similar a las croquetas, probablemente los niños estarán encantados de probarla. Se trata de unos bocaditos salados, típicos de la gastronomía de Brasil, ideales para una guarnición o para la cena de los niños.

Las coxinhas de frango o muslitos de pollo rellenos son fáciles de hacer. Su historia es particular. Cuenta la leyenda que  el conde D’Eu y la princesa Isabel tenían un hijo con discapacidades y por eso el pequeño vivía encerrado. Sin embargo, el niño disfrutaba de grandes manjares y su plato favorito eran los muslitos de pollo. Un día, el cocinero no encontró el producto, así que optó por hervir el pollo, desmecharlo y envolverlo en masa de harina, a la que dio forma de muslitos de pollo. Para que se conservara, lo empanizó y lo puso a freír. Dejó a todos maravillados y desde entonces este plato adorna las mesas del país del sur.

Coxinhas de frango

Ingredientes

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 500 mililitros de caldo de pollo
  • 1 pechuga de pollo
  • 500 mililitros de leche
  • 75 gramos de mantequilla
  • 2 huevos
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • Pan rallado
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • Sal y pimienta al gusto
  • Tabasco rojo
  • Aceite

Preparación

  • Para el relleno, hervir la pechuga de pollo, dejar enfriar y deshacer en hilos.
  • Aparte, picar en cuadritos pequeñitos el ajo y la cebolla y sofreír en una sartén con aceite caliente. Añadir luego la salsa de tomate y unas gotas de tabasco. Echar el pollo desmechado y mezclar bien. Rectificar el punto de sazón y de picante.
  • Mientras se enfría, hacer la masa de las coixinhas. Para esto, poner en una olla la leche, el caldo, la mantequilla y una pizca de sal. Llevar a fuego medio y, cuando empiece a hervir, agregar la harina, removiendo bien para integrar todo. Al obtener una masa, sacarla de la olla y amasar en la mesa. Dar forma de cilindro y cortar en porciones iguales.
  • Estirar cada rebanada muy finamente y hacer un círculo para rellenarlas.
  • Poner un círculo de masa en la mano y verter una cucharada de relleno en el medio. Cerrar, plegando los bordes hacia la parte superior. Una vez cerrada la masa, darle forma cónica, pasarla por huevo y luego por pan rallado.
  • Freír en suficiente aceite hasta dorarlas y escurrirlas sobre un papel absorbente.

También le puede interesar: Papas asadas rellenas de huevo y tocineta, un manjar sencillo 

 

Comments

comments