Tripas fritas

Las gallinejas o tripas fritas es un plato tradicional de Madrid y su elaboración comenzó en los años 50. Las hacían con las tripas e intestinos de cordero u otros animales que salían del Matadero de Legazpi. Hoy en día es un local, allí en la calle de Embajadores, pero antes era un distribuidor de carne y abastecía a los establecimientos vecinos.

El olor a fritura era muy común y atraía a los comensales fanáticos del tradicional y económico alimento. Por su nombre en España, gallinejas, se asocian con la novela Fortunata y Jacinta (Pérez Galdós), ya que allí se habla de la vecina “gallinejera”. El sobrenombre era porque ese personaje tenía un puesto de fritanga de tripas en Madrid.

En la actualidad, las tripas se cocinan de diversas maneras. En Venezuela y otros países de América Latina es ampliamente conocido el Mondongo, pero en esta ocasión nos ocuparemos de las tripas fritas. Pueden acompañarse con papas fritas en el mismo aceite, pan, tacos, ensalada o verduras cocidas, las posibilidades son infinitas.

Son exquisitas y con un buen vino tinto o cerveza bien fría, mejor.

Receta de tripas fritas

Ingredientes

  • 1/2 kilo de gallinejas o tripas de cordero
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal gruesa

Preparación

  • Las gallinejas o tripas vienen limpias, pero no está demás enjuagarlas y luego escurrirlas muy bien.
  • Posteriormente, se cortan en trozos de cuatro o cinco centímetros. Es más fácil con la ayuda de una tijera.
  • Mientras se calienta el aceite de oliva, se salan las tripas con las manos, cuidando que queden cubiertas de sal.
  • Con el aceite bien caliente, se agregan y fríen hasta que estén doraditas.
  • Al sacarlas, se escurren sobre papel absorbente. Pueden acompañarse con alguna salsa, de acuerdo al gusto de cada quien.

También te puede interesar: ¿Sabes qué es el maridaje?

 

Comments

comments