Galletas de mantequilla de maní

Si hay un invento que a muchas personas ha maravillado en el mundo, ese es la mantequilla de maní. Puede que ni siquiera le guste el fruto seco, pero esta sustancia untuosa y salada combinada con un sabor dulce es capaz de enamorar cualquier paladar.

En Estados Unidos un platillo clásico es el sándwich de mantequilla de maní y jalea. Pero también puede ser empleada en otros postres o preparaciones como estas deliciosas y crujientes galletas, que bien pueden ser utilizadas para acompañar un rico helado o, por qué no, untadas con mermelada.

A los niños les encantan, son ideales para llevarlas en la lonchera o para comer con un vaso de leche como merienda.

Galletas de mantequilla de maní

Ingredientes

  • 1 1/3 de taza de harina de trigo todo uso
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de polvo de hornear
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 110 gramos de mantequilla sin sal, suavizada
  • ½ taza de azúcar blanca granulada
  • ½ taza de azúcar morena
  • ¾ de taza de mantequilla de maní
  • 1 huevo grande
  • 1 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación

  • Precalentar el horno a 180 grados centígrados. En un bol, mezclar la harina, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y la sal. Reservar.
  • En el vaso de mezclar de una batidora, unificar la mantequilla, los azúcares, la mantequilla de maní, el huevo y la vainilla. Poner la batidora en velocidad baja y añadir poco a poco la mezcla de harina hasta que todos los ingredientes estén integrados.
  • Con una cuchara, hacer pequeñas bolitas con la masa de 30 gramos aproximadamente cada una. Colocarlas sobre una bandeja con al menos dos pulgadas de separación. Con un tenedor, aplastar las bolitas contra la bandeja.
  • Hornear por 9 minutos cada bandeja por separado en el horno precalentado. Dejar enfriar por 5 minutos sobre otra bandeja. Transferir a un frasco para conservarlas durante varios días.

También le puede interesar: Mantequilla de almendras, tan saludable como sabrosa

Comments

comments