La gastronomía venezolana es una divina mezcla cultural. Un amplio intercambio cultural en el país, ha sabido nutrir y adaptarse a este particular paladar amante de lo dulce-salado. Esa misma fusión ha dejado raíces profundas que han marcado el sentimiento nacional, no por nada la arepa, el pabellón y la cachapa ya han viajado, y son preparaciones conocidas en diversos rincones del mundo.

En honor a esos tres platos icónicos que gritan a todo pulmón el nombre de ¡Venezuela! Te dejamos una breve descripción de estas tres insignes -aunque hay muchísimos más- y reconocidas preparaciones de la dieta diaria venezolana.

La tradicional cachapa 

cachapa

Originalmente, este plato se elabora de jojoto, esto deja una especie de pasta espesa que se cocina en el famoso budare hasta que adquiere un hermoso color dorado por ambas caras.  Esta receta ha sufrido ciertas variaciones, a gusto de cada comensal como por ejemplo, se le agrega leche líquida y unas cucharadas de azúcar. Lo que sí no cambia es la increíble textura de sentir los pedacitos de maíz a medio moler. 

El pabellón criollo

pabellon criollo

Este es uno de los platos por excelencia de nuestra gastronomía, proveniente de nuestros esclavos y básicamente eran las sobras de las comidas que le preparaban el día anterior a los patrones. Es un compuesto de varias preparaciones como: el arroz blanco, carne mechada, caraotas negras y tajadas de plátano fritas.

La clásica arepa 

arepa

La arepa es casi parte de la dieta diaria del venezolano, no existe mejor desayuno o cena en que esta preparación no esté presente. Sea asada, frita, hervida o al horno esta preparación es el deleite del paladar de toda la geografía nacional. Juega con la versatilidad, ya que en cada estado se prepara de forma diferente, en Zulia suelen prepararla con coco y papelón, por ejemplo. Algunos le agregan anís estrellado (también conocida como arepita dulce), de chicharrón, de queso, aliñada, de yuca y las famosas andinas.

S.M

Comments

comments