Emmentaler AOP en dos bocadillos veraniegos

emmentaler AOP
Queso emmentaler AOP

Emmentaler AOP es un queso que es un buen aliado en la cocina. Por ejemplo, en verano nos apetece comer platos ligeros y que no nos den demasiado trabajo en la cocina, y este queso puede resultar un ingrediente perfecto.

Los bocadillos y emparedados son bocados fáciles de preparar, aunque con combinaciones infinitas. Si no tiene muchas ganas de cocinar, pero quiere comer sabroso, no se pierda estas dos sencillas recetas con Emmentaler AOP con las que disfrutará de la comida. ¡Y ojo al dato! Un estudio elaborado por la Fundación Alícia, dedicada a la innovación tecnológica en cocina, a la mejora de los hábitos alimenticios y a la valoración del patrimonio agroalimentario, recomienda Emmentaler AOP, un queso que puede servir como acompañante ideal para elaborar diferentes opciones.  

Sándwich de marisco, aguacate y Emmentaler AOP

Ingredientes para una persona:

  • 1 aguacate maduro
  • 1 cucharada de AOVE
  • Pimienta
  • Sal
  • Láminas de queso Emmentaler
  • Dos rebanadas de pan inglés
  • 2 cucharadas de carne de cangrejo* cocida
  • 1 hoja de achicoria roja troceada

Elaboración:

  • Retire la pulpa del aguacate, añade una cucharadita de aceite, salpimienta y machaque todo hasta obtener una pasta homogénea.
  • Con una mandolina, haga unas láminas de queso.
  • Unte las dos rebanadas de pan con la crema de aguacate, añada la carne de cangrejo bien distribuida y acabe con las láminas de queso y un poco de achicoria troceada.

*Si no le gusta el cangrejo, puede sustituirlo por cualquier otro crustáceo como gambas, langostinos o camarones.

Sandwich de marisco, aguacate y emmentaler AOP

Bocadillo de calabacín, cebolla caramelizada y Emmentaler

Ingredientes para una persona:

  • ½ cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 tercio de calabacín o un calabacín muy pequeño
  • Emmentaler AOP rallado
  • 1 baguette integral pequeña

Elaboración:

  • Corte en tiras muy finas la cebolla y póchela a fuego lento con un poco de aceite hasta que esté dorada y caramelizada.
  • Con la ayuda de una mandolina corte varias láminas de calabacín y márquelas con un poco de aceite de oliva y sal.
  • Abra la baguette por la mitad y tuéstela un poco.
  • Añada el queso rallado en la baguette aún caliente para que se funda.
  • Rellene con la cebolla caramelizada y las tiras de calabacín a la plancha.

También le puede interesar: ¡Una delicia! Los sándwiches más populares alrededor del mundo