Derecho de autor: iuliian / 123RF Foto de archivo

Scones, una preparación recién salida del horno y una propuesta perfecta para integrar en el desayuno. Estos pancitos son clásicos de la cocina inglesa y hay versiones achocolatadas, con frutas e incluso con auyama. La versatilidad de estos panecillos triangulares los convierten en una receta ideal para compartir con los niños en estas vacaciones. Parmesano, cebollín, harina y destreza para amasar, es lo que necesitas para destacarte.

(Para 6 porciones)

Ingredientes

  • 1 1/2 tazas de harina
  • 1/4 taza de queso parmesano, rallado
  • 1/2 taza de cebollín, finamente picado
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal
  • 1 huevo, ligeramente batidos
  • 1/4 taza de crema de leche

Preparación

  • Calentar el horno a 350 ºF y forrar una bandeja para hornear con papel pergamino.
  • Colocar los ingredientes secos, incluyendo el parmesano, cebollín y mantequilla en un procesador de alimentos y mezclar hasta que esté bien integrado.
  • Añadir el huevo y la crema de leche y mezclar con las manos hasta formar una masa.
  • Luego, enharinar una superficie planta y rodar la masa hasta formar un cilindro.
  • Cortar la rueda en pequeños triángulos y colocar en la bandeja para hornear.
  • Hornear durante unos 25 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

¡Servir!

Comments

comments