Derecho de autor: oneinchpunch / 123RF Foto de archivo

Un desayuno con todos los hierros, perfecto para repotenciar el cuerpo con una buena cantidad de energía. Para esto no hay nada mejor que unos deliciosos huevos fritos en una cama de papa rallada con cebollas cocinadas y llevadas al horno, a modo de decoración unos finos aros de cebollas y perejil picado.

Ingredientes

  • 3 papas blancas
  • 1 cebolla grande
  • 3/4 cucharaditas de cremor tártaro o polvo para hornear
  • 1/2 taza de harina
  • 1 1/2 cucharaditas de sal
  • 3/4 cucharadita de pimienta negra  molida
  • 2 huevos grandes, ligeramente batidos
  • 1/2 taza de aceite vegetal
  • 8 huevos
  • Cebollín finamente picado

Preparación

  • Precalentar el horno a 250°C.
  • Con un rallador de queso, raspar la papa previamente pelada, al terminar con la ayuda de un paño absorber toda el agua posible. Realizar el mismo procedimiento con la cebolla pero absorber sus jugos.
  • Transferir las papas y cebollas en un recipiente limpio y mezclar con la crema de tártaro. Añadir la harina, la sal, la pimienta y 1/4 taza de los huevos batidos (desechar el resto) y mezclar con las manos hasta que se unan de manera uniforme.
  • Calentar 2 cucharadas de aceite en una sartén grande a fuego medio. El uso de una medida de 1/2 taza, colocar 2 montículos de la mezcla de la patata en la sartén y aplanar cada uno. Cocinar las tostadas  dándoles vuelta una vez, hasta que estén doradas y crujientes.
  • Transferir  las tostadas en la bandeja para hornear. Cocinar unos 6 minutos, al terminar este tiempo de cocción
  • Colocar cada tortilla en un plato de servir. Cubrir con un huevo frito y algunas cebollas en escabeche. Espolvorear con más pimienta y cebollino antes de servir.

Comments

comments