Huevos benedict
Derecho de autor: jabiru / 123RF Foto de archivo

Como muchos platos, los huevos benedict tienen su historia, aunque no podemos asegurar que sea cierta. Al parecer, surgieron como antídoto contra la la resaca. Según cuentan, un famoso broker de Wall Street ideó este plato tras una noche de excesos alcohólicos. Lemuel Benedict (de ahí el nombre de los huevos) pidió para desayunar en el restaurante del Waldorf Astoria una tostada con huevos escalfados, bacon y salsa holandesa. Tal fue el éxito de la combinación, que el maître del restaurante incorporó el plato en la carta con el nombre del cliente.

¿Cómo se elaboran los huevos benedict?

Los huevos se preparan como los conocidos huevos poché, pero si le resulta una preparación complicada, ¡no se desanime! Bien valen unos huevos fritos tradicionales. Además, su base es un pan blando tipo mollete o brioche, a lo que se añade bacon y salsa holandesa. No obstante, admiten variantes o añadidos. En lugar de bacon, pueden elaborarse con cecina, jamón ibérico, pastrami o lardo. También pueden añadirse rodajas finas de aguacate, que le dará un punto exótico.

Receta de huevos benedict para una persona

Ingredientes:

Un par de huevos

2 rebanadas de pan tipo mollete

Dos rodajas de bacon

Para la salsa holandesa

250 g de mantequilla con sal

2 yemas de huevo

1/2 cucharadita de jugo de limón

1 pizca de estragón (opcional)

1 pizca de pimienta

Preparación

Comience preparando la salsa holandesa. Derrita la mantequilla, retírela del fuego y déjela enfriar un poco.

Coloque las yemas de huevo en el recipiente de la licuadora y añada el jugo de limón. Encienda la licuadora y cuando la mezcla esté blanquecina, incorpore en un hilito la mantequilla derretida sin dejar de procesar.

Transfiera a la salsera. Si lo desea, decore con estragón y una pizca de pimienta.

Por otro lado, elabore los huevos de la siguiente manera:

Forre una taza con un cuadrado de papel film, píntelo con un poco de aceite de oliva virgen extra y casque un huevo dentro. Salpimente y cierre bien el papel film, teniendo cuidado de sacar el aire de dentro y cerrándolo con un hilo.

Ponemos a punto de sal y pimienta negra y cerramos bien el saquito, sacando el aire de dentro y cerrando con un nudo. Ponga agua a hervir en un cazo, introduzca los saquitos cuando esté el agua hirviendo, y deje cocer durante 4 minutos. Retirar y reservar.

Bacon, ingrediente de los huevos benedict
Bacon, ingrediente original de los huevos benedict // Imagen: Nicolas Postiglione para Pexels

Tueste las dos rebanadas de pan y fría el bacon en una sartén en su propia grasa.

Para montar el plato, disponga el bacon sobre el pan, después retire el film de los huevos y póngalos sobre las rebanadas. Finalmente, cubra la tostada con abundante salsa holandesa. Decore con perejil o unas ramitas de cebollino.

También le puede interesar: Cinco errores comunes al cocinar huevos

 

Comments

comments