Newsletter

Síguenos

Cómo preparar terrina de salmón

El salmón es un pescado azul muy versátil. Uno de esos platos para comerlo diferente es una terrina de salmón, un plato fresco, frío y ligero.

Sobre las terrinas, el Larousse de Cocina precisa que "son numerosas y variadas. A menudo se elaboran a base de carnes mezcladas, pero también de pescado, marisco e incluso verduras. Se sirven como entrante frío, acompañadas de pepinillos, cebollas en vinagre, cerezas o bayas de uva en agridulce, a veces con una salsa para las terrinas de pescado o de verduras (que también pueden servirse tibias). Estas dos últimas se preparan por lo general con ingredientes cocidos y cuajados en gelatina, o reducidos en mousse y cocidos al baño María".

La terrina es una preparación originaria de Francia. Recientemente, en su programa de televisión Menudos Torres, los hermanos Torres prepararon está terrina de salmón.

2 60 minutos

Ingredientes

  • 500 g de salmón
  • 1 calabacín
  • Unas hojas de eneldo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Para el puré

  • 2 patatas Monalisa
  • 100 g de crema agria
  • 20 g de mostaza antigua
  • Unas hojas de cebollino

Para la guarnición

  • ½ calabacín
  • ½ zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Cocemos las patatas con piel en agua y sal.
  2. Mientras, le quitamos la piel y la parte de la sangre al salmón y lo cortamos en tiras de un centímetro. Salpimentamos y aderezamos con eneldo. Reservamos.
  3. Limpiamos los calabacines y con la piel bien limpia los cortamos también a tiras con la ayuda de una mandolina.
  4. Aderezamos las tiras con sal, pimienta y eneldo, igual que con el salmón. Reservamos.
  5. Procederemos a rellenar un aro con los dos ingredientes. Primero forramos el interior del aro con papel sulfurizado para que luego sea más fácil de desmoldar.
  6. Una vez forrado, vamos haciendo capas alternas de salmón y calabacín.
  7. Vamos rellenando el aro o molde hasta arriba del todo y cuando esté, lo introducimos en el horno a 160º C por 30 minutos.
  8. Mientras hacemos una mayonesa con los ingredientes habituales más el eneldo en el vaso medidor, emulsionamos y reservamos.
  9. Una vez que la patata esté cocida, la escurrimos, pelamos y chafamos con un tenedor. Le añadimos la crème fraiche, eneldo y cebollino picados y lo mezclamos todo. Reservamos.
  10. Retiramos el aro del horno y lo desmoldamos con la ayuda del papel sulfurizado. Lo colocamos en el plato donde lo serviremos.
  11. Con dos cucharas, hacemos unas quenelles con la mezcla de la patata y la crema fresca para acompañar el salmón y el calabacín.
  12. Acabamos el emplatado con unos puntitos de mayonesa de eneldo por encima de la terrina.

También le puede interesar: Un plato diferente: manzanas rellenas de carne

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram