Newsletter

Síguenos

Pollo rollatini, especialidad italiana cubierta de sabor

Parece complicado, pero no lo es. Sólo se necesitan ganas de querer saborear este pollo rollatini y sorprender a la familia. Lo que sí se debe buscar es un cuchillo bien afilado para poner manos a la obra.

Pollo rollatini, especialidad italiana cubierta de sabor

Ingredientes
  • 6 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 250 gramos de espinacas limpias y secas
  • 2/3 taza de queso ricota descremado
  • 1/4 taza de queso parmesano recién rallado, dividido
  • 250 gramos de queso mozzarella, rallado y dividido en dos
  • 3 huevos
  • 2 dientes de ajo grandes, finamente picados
  • 1/2 taza de pan rallado
  • Una pizca de leche
  • 1 taza de salsa marinara
  • Sal y pimienta
Preparación
  • Precalentar el horno a 450 grados centígrados.
  • Engrasar una bandeja para hornear.
  • Colocar una pechuga de pollo sobre la tabla de cortar. Ubicar lo que habría sido la piel hacia arriba y comenzar a cortar cuidadosamente por la mitad, pero asegurándose de dejar de cortar, antes de separar las piezas por completo. Abrir la pechuga, cubrirla con una envoltura plástica y golpear suavemente, hasta obtener un grosor uniforme. Hacer lo mismo con el resto de las pechugas.
  • Sazonar ambos lados del pollo con sal y pimienta.
  • En un bol, mezclar la ricota, la espinaca, la mitad de la mozzarella, la mitad del parmesano, el ajo y un huevo. Agregar media cucharadita de sal y un cuarto de cucharadita de pimienta, y combinar.
  • Dividir y extender uniformemente el relleno en el lado interno cortado de cada pechuga. Enrollar y colocarlas con la costura hacia abajo en un plato.
  • En un bol, integrar las migas de pan y el queso parmesano restante.
  • Aparte, colocar dos huevos batidos con la pizca de leche en un tazón pequeño.
  • Sumergir cada pechuga en los huevos y luego empanizarla con las migas de pan, cubriéndolas bien.
  • Colocarlas en la fuente para hornear engrasada, con la costura hacia abajo.
  • Hornear por 25 minutos.
  • Retirar del horno y cubrir con salsa marinara y el resto del queso mozzarella. Volver a hornear por cuatro minutos.
  • Servir bañadas con otro poco de salsa marinara.

También le puede interesar: Ensalada de rúcula y patilla con queso feta

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram