Newsletter

Síguenos

Costillas de cerdo glaseadas con whisky

Las costillas son un corte especial del cerdo diferente de la chuleta, ya que contienen las partes óseas de la caja torácica del animal. Se caracterizan por ofrecer una alternancia de hueso y carne que habitualmente se cocinan juntos. Depende de cómo se preparen, su sabor es todo un manjar. Pueden ser ahumadas, a la parrilla o marinadas.

Costillas de cerdo glaseadas con whisky

Ingredientes
  • 3 racks de costillitas
  • 1/4 taza más 2 cucharadas de salsa de soya
  • 1/4 taza más 2 cucharadas de whisky
  • 2 cucharadas de jengibre fresco rallado finamente
  • 1/4 taza de miel
  • 1 1/2 cucharada de pimienta blanca molida
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
Para la salsa Honey Glaze
  • 1/4 taza de miel
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • 1/2 taza de jugo de limón fresco
  • 1/4 taza de salsa de pescado
  • 1/4 taza de salsa de soya
  • 1 cucharadita de pimiento rojo picado
  • 1/4 taza de cilantro picado
  • 2 cucharadas de azúcar
Preparación
  • Colocar los racks de costilla en un recipiente grande de vidrio.
  • En un tazón mediano, mezclar la salsa de soya con el whisky, la miel, el jengibre, la pimienta blanca, el aceite de sésamo, la canela y la nuez moscada.
  • Verter el adobo sobre las costillas y humedecerlas bien. Cubrirlas y refrigerar durante cuatro horas.
  • En un tazón pequeño, unir la miel con el agua caliente.
  • En un tazón mediano, combinar el jugo de limón con la salsa de pescado, la salsa de soya, el pimiento, el cilantro y el azúcar.
  • Precalentar el horno a 300 °C.
  • Cubrir una bandeja para hornear con papel de aluminio y colocar las costillas con el lado de la carne hacia arriba.
  • Hornear durante dos horas aproximadamente, hasta que estén tiernas.
  • Bañar las costillas con la mezcla de miel y dejarlas en el horno durante otros 15 minutos, hasta que estén doradas y brillantes. Retirarlas y bañarlas nuevamente.
  • Precalentar una parrilla y asar las costillas a fuego moderadamente alto, volteándolas una vez, hasta que estén ligeramente carbonizadas, aproximadamente cuatro minutos.
  • Transferirlas a una tabla para cortar y rebanarlas en partes individuales.
  • Servirlas y ¡buen provecho!
También puede interesarte: Fenomenal ensalada de papas al estilo griego

Comentarios

Dejar respuesta
Por favor, escribe aquí tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram