Newsletter

Síguenos

Canelones fríos de calabacín rellenos de atún

El calabacín es una hortaliza nutritiva, que gracias a su piel rica en betacaroteno, puede comerse sin problema. De hecho, no siempre es verde. También hay una variedad amarilla, de sabor muy dulce, y otras verdes y blancas.

Cualquiera que sea la variedad que utilice en cocina, se puede preparar de distintas maneras. Apenas requiere cocción, basta con cortar los extremos, aclararlo un poco y cocerlo durante un breve espacio de tiempo.

En esta receta de la cocinera Ana Casanova se utilizarán crudos para preparar unos canelones fríos de calabacín rellenos de atún.

4 20 minutos

Ingredientes

  • 400 gr de calabacín
  • 200 gr de atún al natural
  • 250 gr de queso crema
  • 100 gr de cebolleta
  • 50 gr de pimientos del piquillo
  • Sal

Preparación

  1. Lava bien los calabacines y córtale los dos extremos. Córtalos en láminas de unos 3 milímetros con la ayuda de una mandolina. Si no te gusta el calabacín crudo, puedes escaldarlo en una olla con agua hirviendo unos segundos hasta que quede al dente.
  2. En un bol, mezcla el queso crema, el atún escurrido, la cebolleta y el pimiento picados muy finos. Extiende en una tabla un poco de papel film y ve poniendo cinco láminas de calabacín una al lado de la otra haciendo que queden un poco superpuestas a la anterior.
  3. Pon una porción de la mezcla de atún y queso en el extremo de las láminas, y con ayuda del papel film, enróllalas para formar el canelón. Repite con las demás láminas de calabacín. Sirve frío. 

También le puede interesar: La auyama o calabaza, una hortaliza sumamente versátil

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram