Rapidito y sin horno: el pan chapati de Gipsy Chef

Pan chapati de Gipsy Chef
Foto vía: RTVE

El pan chapati es muy consumido en la India, Pakistán y Nepal. Este plato típico no requiere de horno, sino que se prepara en la sartén, en muy pocos minutos.

El cocinero y fotógrafo español Pablo Albuerne, mejor conocido como Gipsy Chef, es un personaje particular. Le gusta romper las reglas y disfrutar de una cocina sencilla y sin obstáculos. 

A él, que es el máximo exponente de Cocina Bestial, de RTVE, le gusta presentar recetas sencillas, tradicionales y de temporada. Precisamente, comparte cómo hacer el casero pan chapati.

Gipsy Chef propone tres maneras para comerlo: con hummus; como wrap de lechuga aliñada con aceite de oliva y picante; y con cubiertas dulces, como por ejemplo, con miel, nueces y queso fresco.

Pan chapati

Pan chapati de Gipsy Chef
Foto vía: RTVE

Ingredientes

  • 1/2 vaso de agua tibia
  • 1/3 de cubo de levadura fresca o levadura prensada
  • Mantequilla derretida
  • Harina común
  • Un puñado de espinacas frescas
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  • En un bol grande, echar ½ vaso de agua tibia y la levadura fresca, y remover hasta que se disuelva. Añadir una cucharada de mantequilla derretida, mezclar bien e incorporar dos vasos de harina común. Debe quedar una masa que no se  pegue en las manos. Si está demasiado seca, agregar un poco más de agua. Si está demasiado húmeda, un poco de harina.
  • Estirar ligeramente la masa, salar y amasar dos o tres minutos, doblándola sobre ella misma. Cuando esté lisa, dejarla reposar entre 15 y 30 minutos en un bol, con un chorrito de aceite de oliva en la base para que no se pegue y tapada con un trapo húmedo.
  • Cuando la masa haya doblado su volumen, sacarla del bol y amasarla un poco.
  • Descartar el tallo de un puñado de espinacas frescas, picarlas muy finitas y ponerles un toque de sal.
  • Colocar la masa encima de las espinacas y amasar hasta que se hayan incorporado.
  • Como la espinaca soltará agua, echar en las manos un poco de harina y volver a amasar hasta que la bola vuelva a tener la textura de antes y no se pegue en las manos.
  • Cortar la masa por la mitad y cada mitad en 4 o 5 trozos. Agarrar uno de los trozos y estirarlo con un rodillo o una botella. Si se pega, añadir un poco más de harina.
  • Extender una capita de mantequilla derretida por encima de la masa, doblar en tres, y volver a estirar con el rodillo. Volver a doblar y estirar dos veces más. Estirar el resto de bolas.
  • Calentar una sartén sin nada de grasa. Bajar el fuego a media intensidad y colocar la tortilla encima. Cuando eche humito y huela a tostado, darle la vuelta. Si tiene soplete, puede pasarlo un poco por arriba para conseguir el sabor de un horno de leña.

También le puede interesar: Los limones, infaltables en su cocina