Newsletter

Síguenos

Kashk Bademjan de Persian Mama: sabor árabe en casa

La gastronomía puede servir para conocer más sobre culturas lejanas. En esta oportunidad, la cocinera y bloguera gastronómica Persian Mama comparte su versión casera del Kashk Bademjan.

En esencia, se trata de un dip a base de berenjena, ideal para untar con cualquier cosa en una reunión. Tradicionalmente, se hace con kashk, preparación de yogur fermentado, aunque esta receta se elabora con yogur griego, fácil de conseguir para hacerlo en casa. Mientras, bademjan es el término persa para referirse a la berenjena, insumo protagónico.

Kashk Bademjan

Ingredientes

  • 3 berenjenas medianas, peladas
  • 4 cucharadas de aceite vegetal
  • ½ taza de agua
  • 1 diente de ajo grande
  • Una pizca de pimienta de cayena
  • Sal kosher al gusto
  • Una pizca de pimienta negra recién molida
  • 1/3 de taza de nueces
  • 1 cebolla grande cortada en cuadritos
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 cucharadas de hojas de menta trituradas
  • ¾ de taza de yogur griego
  • Hojas de menta para decorar (opcional)

Preparación

  • Cortar las berenjenas peladas por la mitad o en cuartos a lo largo.
  • Calentar las 4 cucharadas de aceite vegetal en una sartén antiadherente mediana a fuego medio alto. Echar las berenjenas en la sartén. Tapar y freír las berenjenas durante unos 7 minutos, o hasta que estén doradas por un lado. Darles la vuelta, tapar de nuevo y freír por el otro lado durante otros 5 o 7 minutos, o hasta que las berenjenas se puedan pinchar fácilmente con un tenedor. Es importante no dejar las berenjenas desatendidas. El fuego alto las quemará muy rápidamente.
  • Mientras tanto, en otra sartén, calentar 3 cucharadas de aceite a fuego medio y freír la cebolla picada hasta que esté dorada.
  • Agregar el ajo picado, el agua, la sal kosher, la pimienta de cayena y la pimienta negra recién molida a la sartén con las berenjenas fritas. Tapar y cocinar a fuego lento durante unos 15 minutos, o hasta que las berenjenas estén muy tiernas. Apagar el fuego y triturar las berenjenas con un tenedor en trozos pequeños.
  • En un procesador de alimentos agregar las nueces y moler hasta que estén muy finas, aproximadamente por 1 minuto.
  • Una vez que las cebollas fritas estén doradas, retirar la sartén del fuego y agregar 2 cucharaditas de hojas de menta seca trituradas. Revolver para combinar y dejar reposar. Reservar 3 cucharadas de mezcla de cebolla frita y menta para decorar.
  • Echar el resto de la mezcla de cebolla y menta, junto con las nueces procesadas, al puré de berenjenas. Mover enérgicamente para mezclar bien.
  • Agregue el yogur griego a la preparación de berenjena hasta que se mezcle uniformemente.
  • Transfiera la mezcla de berenjena al bol para servir. Espolvorear la parte superior con la cebolla frita reservada y la mezcla de menta. Agregue hojas de menta fresca opcionales para decorar
  • Sirva caliente o a temperatura ambiente con pan plano tostado u otro elemento de su preferencia.

También le puede interesar: ChaiWallah: la cultura callejera del té

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram