Una bomba de sabor: bollo chino frito de Gipsy Chef

Bollo chino frito de Gipsy Chef
Foto vía: RTVE

El cocinero español Pablo Albuerne, mejor conocido como Gipsy Chef, prepara un bollo chino frito. En esta receta, fusiona una de las tapas chinas más famosas, dim sum, con una icónica española, las albóndigas.

A él le gusta romper un tanto las reglas de lo establecido y disfrutar de una cocina sencilla y sin obstáculos, como hace en Cocina Bestial, de RTVE. Para hacer este bollo chino frito hay que tener un poco de paciencia.

En ese sentido, la masa requiere de varios tiempos de reposo. Luego hay que cocerla al vapor y después freírla. Todo ese esfuerzo será recompensado al final. “El resultado vale la pena”, asegura.

Bollo chino frito de Gipsy Chef

Ingredientes

  • 25 g de levadura de panadero fresca
  • Azúcar moreno
  • 300 g de harina
  • Sal
  • 1 naranja
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajoporro
  • 2 ajos
  • Jengibre fresco
  • 250 g de panceta de cerdo picada sin piel
  • 250 g de magro de cerdo picado
  • Salsa de soya
  • Vino blanco
  • Aceite de sésamo
  • Pimienta blanca
  • Maicena

Preparación

  • Disuelva la levadura en un vaso de agua tibia con un par de cucharadas de azúcar moreno.
  • Ponga en un bol la harina, una pizca de sal, un toque de ralladura de naranja y un poco de pimienta negra, y añadir el agua. Incorporar un chorro de aceite y mezclar.
  • Amasar durante más o menos 5 minutos.
  • Dejar la masa bien redondita y cubierta con un trapo reposando en un recipiente durante media hora aproximadamente.
  • Cortar el ajoporro, los ajos y el jengibre (lavado y con piel) y triturarlos en una picadora de alimentos con un toque de sal.
  • Mezclar en un bol la carne picada de cerdo con el mix de puerro, ajo y jengibre. Añadir un toque de sal, una cucharada de azúcar moreno, un buen chorro de salsa de soya, un chorro de vino blanco, otro de aceite de sésamo, un toque de pimienta blanca y un par de cucharadas de maicena.
  • Llenar un bol de agua y untar un plato llano con aceite de oliva con los dedos.
  • Mojarse las manos con agua para que la masa de carne no se pegue a los dedos y hacer bolitas que irá dejando en el plato. Reservar las albóndigas en la nevera.
  • Agarrar la masa, que habrá doblado su tamaño, y trabajarla sobre una superficie lisa, espolvoreando un poco de harina para que no se pegue. Sacarle el aire.
Bollo chino frito de Gipsy Chef
Foto vía: RTVE

Hacer las bolitas

  • Dividir la masa en 6 u 8 trozos.
  • Hacer bolitas y dejarlas reposar.
  • Sacar el relleno de carne de la nevera, agarrar la masa y estirarla dándole forma circular. Los bordes deben ser un poco más finos que la parte central. Meter la bolita de carne en el centro y cerrar la masa con cuidado.
  • Colocar cada bolita rellena sobre un cuadradito de papel de horno.
  • Poner los bollos dentro de la vaporera apagada y dejar reposar otros 15 minutos para que acaben de fermentar.
  • Encender el fuego y cocinar durante 10 minutos a partir del momento en que el agua rompe a hervir: es importante no abrir la tapa de la vaporera durante la cocción.
  • Apagar el fuego y no abrir todavía la tapa, dejar reposar otros 10 minutos más.
  • Coloque abundante aceite a calentar y freír los bollos pasándolos directamente de la vaporera a la sartén. No quitar el papel de momento: así evitará que se rompan.
  • Cuando estén dorados por ambos lados, sacarlos con una espumadera de la sartén y dejarlos sobre papel secante.

También le puede interesar: Elementos básicos para preparar platos orientales al vapor