Newsletter

Síguenos

Las papas bravas, un plato tradicional

Las papas bravas, conocidas también como patatas bravas o patatas a la brava, son una de las clásicas tapas, típica de los bares españoles.  Lo de bravas, es básicamente por el sabor picante de la salsa.

A pesar de tratarse de una receta más bien sencilla, existen infinidad de variantes y modos de prepararlas, según el cocinero. Hay quienes fríen las papas cortadas en dados grandes en abundante aceite y las sazonan con sal y pimienta. Otros, en cambio, se mezclan con alioli o se rocían con aceite de guindillas.

Si tiene el alioli listo antes de hacerlas las papas bravas mucho mejor, así ahorrará tiempo. Sepa cómo hacer el alioli.

6 comensales 35 minutos

Ingredientes

  • 1 kilo de papas, sin pelar
  • Aceite
  • 1 porción de alioli

Para el aceite de guindilla

  • 150 ml de aceite de oliva
  • 2 guindillas rojas picantes, en rodajas
  • 1 cucharadita de pimentón picante

Preparación

  1. Para elaborar el aceite de guindilla, caliente el aceite y las guindillas a fuego vivo hasta que estas empiecen a crepitar. Retírelas del fuego y agregue luego el pimentón. Déjelo reposar hasta que se enfríe y páselo después con un embudo a una botella con boquilla. No lo cuele.

Con las papas

  1. Lave las papas, séquelas y córtelas en trozo grandes. Ponga en una sartén de fondo el aceite, hasta que alcance una altura de 5 cm, y un trozo de papa. Caliente el aceite a fuego medio hasta que la papa empiece a chismorrear, agregue los otros trozos sin llenar demasiado la sartén y fríalos durante 15 minutos hasta que estén dorados y tiernos. Sáquelas y déjelas escurrir en papel de cocina.
  2. Distribuya las papas bravas en platos individuales y eche una cucharada de alioli en cada uno. Riéguelo todo con el aceite de guindilla y sirva la tapa caliente o bien a temperatura ambiente.

También le puede interesar: Errores que cometemos en la cocina… sin saberlo

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram