Champiñones deshidratados, rica alternativa vegana

Champiñones deshidratados / Hongos Deshidratados / Vegano
Es facil de prepararlos en casa para tener un snack saludable a mano / Foto vía: BikePacking.com

Comer vegano no es sinónimo de comer simple y sin imaginación. Hoy en día, ante el crecimiento de este movimiento, muchas son las alternativas para disfrutar de una receta tan deliciosa como saludable y un ejemplo son estos champiñones deshidratados.

Por sus características, muchos los describen como un sustituto perfecto para la cecina de carne, pues los hongos pueden ofrecer un sabor similar a esta carne seca.

Asimismo, los champiñones y otras setas son muy nutritivos para el cuerpo. Son una fuente rica en fibra, lo que ayuda a bajar los niveles de colesterol y a favorecer el sistema digestivo. Aunado a esto, poseen varias vitaminas del grupo B, ideales para la salud cardiovascular.

Esta receta de champiñones deshidratados se puede hacer tanto con la variante común del hongo, como con portobellos u otras setas como la shitake. Usualmente, todas tienden a servir para preparar este snack muy apreciado en la dieta vegana.

Champiñones deshidratados

Champiñones deshidratados / Hongos Deshidratados / Vegano
Puede hacerse tanto con champiñones comunes como con portobellos o shitakes / Foto vía: MushroomCouncil.com

Ingredientes

  • 2 champiñones grandes cortados en tiras de aproximadamente dos centímetros de grosor
  • 3 cucharadas de salsa de soya
  • 2 cucharadas de jarabe de arce
  • 1 cucharadita de ají en polvo
  • ¼ de cucharada de pimentón en polvo ahumado o 3 gotas de humo líquido
  • Pimienta negra al gusto

Preparación

  • En un bol, mezclar todos los ingredientes a excepción de los champiñones. Remover bien para integrar.
  • Una vez hecho el paso anterior, agregar las tiras de hongos y dejar marinar por al menos unas 4 horas, preferiblemente durante la noche.
  • Pasado el tiempo, acomodar los champiñones en una bandeja y llevarlos al horno a 45 °C (114 °F) por un tiempo entre cuatro o seis horas. Esto, hasta que los champiñones estén secos y masticables, sin estar crujientes. El tiempo puede variar según la cantidad de líquido que contengan los hongos, por lo que es importante vigilar la preparación cada cierto tiempo.
  • Cuando tengan el aspecto deseado, retirar del horno, dejar enfriar y disfrutar.

También le puede interesar: El variado y extenso mundo de las trufas