Celebrar el amor Piaspia

Es cierto que no deberíamos esperar el 14 de febrero para celebrar el amor o la amistad. Pero es una excusa fabulosa para salir de la rutina y  esmerarnos en muchos detalles que harán diferente ese gran día. A la mayoría de las mujeres nos encanta que nuestra pareja tenga detalles románticos y estoy segura de que a ellos les gustan igual.

Para organizar una velada inolvidable y que quede inmortalizada en nuestros mejores recuerdos me encanta buscar mi libreta donde anoto cada evento que hago. Ahí escribo listas de menú, invitados, decoración, ideas, plan de trabajo y hasta cómo me voy a vestir para la ocasión.

¿Por qué tanto alboroto por una comida? ¡Pues sí! Insisto en que los detalles hacen siempre la diferencia, sobre todo cuando el cariño está presente. ¡Qué divino es tener la ilusión de empezar a soñar despierta con ese evento que te inventaste! Paso horas navegando por internet buscando ideas de menú, decoración, nuevas tendencias, desempolvo revistas, libros de cocina, también doy vuelta a los clósets y a toda la casa viendo qué puedo usar para combinar en la mesa donde comeremos o durante el buffet.

Que no falten el juego y la picardía

 

 

Por varios años, hemos sido anfitriones de los 14 de febrero en nuestra casa. Para esta oportunidad no falta un detalle divertido, picante y dulce en el puesto de cada invitado. Aunque seamos adultos los juegos y las ocurrencias siempre son bienvenidas.

Una vez, por ejemplo, hice unas cajitas personales con unos tickets especiales y un poco picantes para usar con tu pareja, junto a unos chocolates, una corona y algún detalle divertido. Imagínate qué sabroso es sentarte en una mesa y encontrarte con una cajita llena de sorpresas. Inmediatamente empieza un ambiente de risas y complicidad, no sólo con tu pareja sino también con el resto de los que están contigo en esa mesa.

Día del amor Piaspia

 

 

Si organizas algo en tu casa debes tomar en cuenta a tus invitados, que todos se lleven bien.

¡Ah!, pero si decides que son sólo tu pareja y tú, las posibilidades son infinitas. ¿Qué te parece la idea de escribirle con unos días de anticipación una pequeña nota misteriosa que anuncie que tiene una cita a las 8:00 pm contigo?

Si eres de quienes les gusta cocinar, maravilloso, porque te dedicas a eso. Si lo tuyo definitivamente no es la cocina, puedes encargar algo riquísimo.

Una reserva en algún restaurante es muy válida, pero no dejes el detalle hasta ahí, deja un pequeño ramo de rosas en su mesa de noche, una nota cariñosa esa mañana.

Le podrías anexar a las sorpresas algo como un buen masaje, una cita para ir a bailar, una noche de cine y un picnic en la cama, etcétera, etcétera…

Con cierta ligereza

Día del amor Piaspia

Este día de San Valentín voy a sorprender a mi marido con una comida para dos en la mesa del centro del salón frente a la chimenea para celebrar nuestra historia de amor. Cambiar de ambiente ya lo hace diferente, piensa en qué lugar de tu casa crearías un ambiente acogedor.

Luego el menú debe ser de comida más bien ligera, no muy pesada. Pensé en una champaña que pondré en la nevera unos días antes para que esté helada y brindar por nosotros. Si eres de quienes prefiere un aperitivo es válido, luego un vino blanco o un tinto delicado para acompañar la comida.

Podrías incluir en el menú un plato de entrada o un postre que tengan que compartir. Ideas de entradas: unos blinis con caviar o huevas de salmón o un buen paté o foie gras. Una pasta o un risotto son irresistibles para muchos. Igualmente, los sabores exóticos como los asiáticos, de la India o platos del mar. De postre, si les gusta el chocolate, una fondue servida con fresas.

Intenta tener prácticamente todo listo, para que no tengas que levantarte e interrumpir tu velada. La música apropiada es, asimismo, importante… el volumen también.

La decoración de la mesa varía desde lo más sofisticado a lo más romántico o comer a la luz de las velas y adornar con rosas rojas será la perfección.

Creo que una de las cualidades más sensuales y sexis que puede tener una persona es la de “ser divertido”, así que los temas para compartir deben ser agradables, románticos y ocurrentes. La vestimenta y la apariencia personal no las dejes aparte. Juegan un rol fundamental.

¿Hace cuánto no le preguntas a tu pareja cuál es su postre favorito? Muchas veces sentimos y pensamos que como vivimos juntos “nadie lo conoce mejor que yo”; pero todos cambiamos, evolucionamos a lo largo nuestras vidas y, posiblemente, lo que hace 28 años me hacía feliz ahora es diferente.

En definitiva, jamás dejamos de aprender y de intentar ser mejores buscando ser felices.

Los dejo porque voy a organizar mi comida romántica,

@Piaspia_la_que_cocina_descalza

También puede interesarte: Postre para celebrar la vida ¡Una locura total!

 

Comments

comments