Newsletter

Síguenos

Productos a granel: la solución para las dietas especiales

Hace un par de años que los productos a granel volvieron. Si bien con la llegada de los supermercados y grandes superficies de distribución se pensaba que esta opción de venta quedaría en el pasado, lo cierto es que hoy en día cada vez más personas buscan comprar sus productos a granel en tiendas especializadas.

Se trata de la misma forma de compra que usaban las abuelas, pero con el valor añadido que han aportado las nuevas tendencias de alimentación y dietas (vegetarianismo, veganismo, dietas keto, entre otras), así como las nuevas formas de producción que exigen productos ecológicos y sanos.

Así, en las principales ciudades del mundo es muy fácil encontrar tiendas dedicadas exclusivamente a productos a granel como harinas de todo tipo, legumbres variadas, especias provenientes de múltiples países y hasta frutos secos diferentes. Todos estos alimentos son cultivados tanto de forma ecológica como convencional y en los anaqueles vienen con información detallada sobre su origen y producción. De modo que adquirir estos productos va más allá de hacer un mercado simple o rápido, sino que son parte de toda una filosofía de compra consciente y consumo responsable.

Una opción saludable y ecológica

Frutos secos / Foto: Carlos Aranguren

El perfil del comprador es muy variado. Rafael Mendes Casal, dietista y dependiente de Casa Ruiz, explica a Cocina y Vino que a la tienda ubicada en el barrio de Salamanca, en Madrid, llegan muchas personas que tienen una dieta específica. Tal es el caso de los celiacos, «que prefieren acudir a un lugar de confianza para asegurarse de que los alimentos que consumen han sido tratados con cuidado».

Mendes señala que en la tienda disponen de productos sin gluten, especiales para celiacos, que se mantienen separados de los otros alimentos y cuidados de forma especial. Asimismo, es posible encontrar harinas con diferentes fuerzas y tipos, que son elegidas a gusto por personas que tienen una alimentación particular, como los diabéticos.

«Aunque también vienen personas que prefieren comprar la cantidad exacta que necesitan. Es decir, prefieren comprar solo lo que van a consumir porque quizás no quieren derrochar alimentos. Muchas veces en los comercios te venden paquetes con demasiada comida a precios muy costosos. Así que al final es mejor comprar solo la porción que realmente vas a utilizar y evitas tirar comida», indica.

Entre otras cosas, la compra de productos a granel contribuye con el medio ambiente al reducir envases de plástico superfluos y promueve el comercio de proximidad.

Harinas, legumbres y frutos secos

Frutos secos / Foto: Carlos Aranguren

En estas tiendas, todos los productos vienen separados con sus etiquetas distintivas que explican el origen y el tipo de producción del alimento, si ha tenido un cultivo ecológico o convencional.

«La mayoría de los productos que vendemos no tienen añadidos. Por ejemplo, el dátil con hueso no tiene nada añadido, es más natural, y el que no tiene hueso lleva algún aceite para su conservación», detalla.

«De todas formas, todo lo que te puedes encontrar aquí es mucho más natural que cualquier otro producto de supermercado, porque no sufren procesos de fábrica, manipulación, ni envasados», agrega.

En la tienda tienen 18 tipos de arroces, desde arroz largo, arborio o jazmín, hasta basmati o carnaroli; más de 50 tipos de frutos secos; 49 tipos de legumbres, entre altramuces, alubias y lentejas; y 24 tipos de harinas, desde las tradicionales hasta harinas de garbanzos, soja, castaña o trigo sarraceno que son libres de gluten.

Entre sus destacados están productos de cultivo ecológico, como las setas deshidratadas, algas, pastas y las harinas de soja, quinoa, maíz o arroz integral, entre otras. También tienen cereales como espelta o avena, así como diferentes levaduras.

«La diferencia entre este tipo de productos a granel y los que consumían nuestras abuelas es que ellas tenían muy pocas opciones. No habían tantos estudios y no se tenía en mente el consumo responsable ni consciente».

Asegura que la razón por la cual los productos a granel tienen cada vez más aceptación es que la gente «está descubriendo» nuevos alimentos, en función de tener una visa saludable.

Los más vendidos

granel Granos y cereales foto: Carlos Aranguren
Granos y cereales de Casa Ruiz / Foto: Carlos Aranguren

En España, las legumbres siguen teniendo un lugar especial en las cocinas. De allí que este producto sea el más vendido a granel. Existen de todo tipo y Casa Ruiz las tiene casi todas.

En cuanto a las alubias, las hay de todos los colores -pintas- y tamaños. Las más grandes suelen ser usadas en guisos y cocidos, como las alubias judión, las blancas o las moradas. La alubia verdina queda muy bien con mariscos y pescados, y es de las que más tarda en cocinarse. En contraposición, la alubia canela es la más suave en sabor y en piel, de forma que se cocina muy rápidamente.

También se pueden encontrar alubia tolosana palmeña, alubia de la virgen, Tolosana negra, planchada, alubia de Santa Pu, garrofón, ganxet, frijoles, fabas, carilla y más.

En cuanto a las lentejas, las hay verdinas y pardinas, que son las más utilizadas en guisos; la armuña, la roja, la castellana y la amarilla, menos convencionales; y la lenteja caviar, que es la que más llama la atención a todo el que se acerca y que suele ser utilizada en ensaladas.

En definitiva, los productos a granel son una gran opción de compra consciente y sostenibilidad, que además permite una variedad de sabores y aromas más amplio en los recetarios de cada casa.

También puede interesarle: Juanjo López: “La pandemia pasará factura a muchos negocios”

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram