Newsletter

Síguenos

Pollo crocante a la naranja, en parrilla o al horno

Con esta receta nos despedimos de nuestro especial y maravilloso viaje virtual a Grecia en estos días de cuarentena. Para estas cinco o seis semanas que llevamos todos en esta experiencia, organizo las comidas al final del día para estar todos dispuestos a disfrutar y así nos vamos luego a la cama con los mejores recuerdos.

Siempre he sido inventora y organizadora de fiestas, ¡me encanta! Esto me ha resultado fácil porque también me hace distraerme y poner mi imaginación a mil. Estos días de cuarentena no han sido precisamente unas vacaciones, tengo la jornada repleta de actividades del hogar, pero hago una pausa que para nosotros es importante y es la de compartir una buena mesa.

Les confieso que muchas veces quedo exhausta, pero vale la pena verles la cara y las sonrisas a todos en casa cuando ven lo que inventé. Ellos se ríen y me siguen los cuentos ficticios de nuestro viaje virtual que, también, ambientamos con buena música.

Con este plato, hoy nos despedimos de Grecia con nuestra última parada en Atenas, visitando la Acrópolis y el Parthenon. Las películas y documentales son sensacionales para complementar nuestro viaje.

Este pollo crocante fue una sensación. Nosotros lo hicimos a la parrilla, pero también lo puedes preparar en el horno de tu casa perfectamente. Cociné dos pollos completos. Nosotros somos cuatro, pero con lo que quede puedes resolver otras recetas en los próximos días. Así ahorras tiempo.

Pollo crocante a la naranja

Pollo crocante Piaspia

Ingredientes

2 pollos completos con piel y picados en mariposa. Limpios y secos. Abiertos a la mitad.

En un envase lo suficientemente grande haremos la marinada con estos ingredientes:

  • 2 tazas de jugo de naranja natural
  • Jugo de 2 limones
  • 1/2 taza de miel
  • 1/4 de taza de orégano seco
  • 1/4 de taza de tomillo fresco
  • 3 dientes de ajo frescos sin la raíz y triturados
  • 1/3 taza de aceite de oliva
  • 1 taza de vino blanco o tinto
  • 2 tazas de cebollín cortado finamente
  • 3 hojas de laurel
  • Sal y pimienta

Vamos a prepararlos

  • Lista la marinada, introduce los pollos dentro de ella con la parte de las pechugas hacia abajo y dejando hacia arriba los huesos (como muestra la foto).

 

  • Ahí se dejarán en la nevera por 12 horas o toda la noche.
  • Saca los pollos de la nevera una hora antes de cocinarlos para que estén a temperatura.
  • Si los haces al horno, transfiérelos a una bandeja de hornear con la marinada y déjalos en la misma posición.
  • Precalienta el horno a 450 F y cocínalos alrededor de 35 a 40 minutos. Luego voltéalos por el lado de la piel y déjalos dorar hasta que la piel esté crocante, unos 30 minutos más.
  • Si tienes la oportunidad de hacerlos a la parrilla, enciende tu carbón y, cuando esté listo, colocas los pollos abiertos por el lado de los huesos. Déjalos unos 15 minutos. Sácalos del fuego, sumérgelos en la marinada y déjalos descansar unos 5 minutos.
  • Devuélvos entonces a la parrilla, pero esta vez por la pechuga. Déjalos cocinar 15 minutos y repite el proceso de la marinada de nuevo.
  • Por último, vuelve con los pollos por el lado de los huesos unos 15 minutos más. Debes tener cuidado de no sobrecocinar el pollo para que no se seque.
  • En la foto, como los moví tanto, los muslos se divorciaron del resto cuerpo.
  • Una vez estén listos se sirven calientes en una bandeja. Los puedes acompañar con un buen couscous (puedes verlo en mi Instagram) o con unas papas horneadas.

¡Hasta luego, Grecia! Tus sabores del mediterráneo resultan cautivadores. Ahora me despido porque la mesa está servida,

@Piaspia_la_que_cocina_descalza

También puede interesarte: Langostinos al limón como en un viaje a Grecia

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram