Una lista de exquisiteces disponibles solo para unos pocos

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: serbia.com

¡Solo aptos para el bolsillo de los más sibaritas! A lo largo y ancho de la geografía mundial existen productos considerados auténticas joyas gourmet. Le sorprenderá saber que entre las exquisiteces más costosas puede encontrar carne, patillas, papas o café.

Caviar almas

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: satujam.com

Existen diversas variedades de caviar, pero este tipo es una de esas delicias que puede llegar a costar unos 25.000 dólares por kilo.

Lo que hace realmente especial estos pequeños huevos de pescado es que poseen un sabor suave y sedoso en el paladar, y su aspecto de color dorado. Procede del esturión albino beluga, que habita en el mar Caspio.

Pero lo que verdaderamente lo convierte en un objeto de deseo es que su delicado envase está bañado en oro 24 quilates. ¡Todo un lujo para comer como un rey!

Carne de kobe

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: Archivo

Kobe es una isla de Japón de donde es originaria el wagyu, una de las razas de vacuno más selectas del mundo. Su carne se caracteriza por las vetas de grasa con las que cuenta, y bien es cierto que cuantas más vetas tenga, mejor será la calidad.

Pero ¿qué la hace tan especial? Son criadas y alimentadas con cerveza y reciben masajes a diario para asegurar que la carne esté blanda.

La carne de waygu es un elemento muy codiciado en las cocinas de alto nivel, contiene un gran porcentaje de ácidos grasos omega-3 y omega-6. No se producen más de 6.000 ejemplares al año, por ello puede llegar a costar entre 700 y 900 euros el kilo.

Azafrán de La Mancha

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: Archivo

Se le conoce como “oro en hebras” y es considerado el mejor azafrán del mundo. Se cultiva principalmente en España, Irán, Grecia e India. Es uno de los ingredientes estrella de la gastronomía española que se obtiene con la recogida manual de los pistilos de la flor de Crocus Sativus.

Cada flor tiene solo 3 estigmas, por lo que para recolectar un kilo se requieren 185.000 flores. Esto hace que un kilo de azafrán cueste 3.000 euros. Es un increíble ingrediente que aporta color y sabor como ningún otro, ¿pagaría el precio?

Trufa blanca italiana

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: Archivo

Procedente de Italia e Istria, es una especie difícil de encontrar en el mercado. Es de color café amarillento y en su exterior un poco más oscura. En pocas palabras, es una rareza y, por lo tanto, sumamente codiciada en la cocina.

Debido a su exclusividad y a su delicioso aroma y sabor, alcanza precios desorbitantes (han llegado a valer más que los diamantes). La más cara procede de una localidad del Piamonte llamada Alba, donde las trufas han llegado a alcanzar un máximo de 100.000 euros por 750 gramos.

Su época de crecimiento comprende un corto periodo y su precio estimado ronda de los 3.000 a los 6.000 euros el kilo.

Hongos matsutake

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: Archivo

Las setas u hongos matsutake son una variante muy cara debido a la escasez del producto en Japón. Su cosecha es muy simple porque crecen al ras del suelo, pero no son fáciles de encontrar. Se ha llegado a pagar hasta 22 euros por un único hongo de este tipo.

El aroma de estos hongos es el que determina su precio, es decir, cuanto más aroma, más caro será el kilo de esta seta.

¿Su precio? Pues, un kilito puede llegar a los 2.000 euros.

La bonnotte

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: linkedin.com

Esta es una extraña clase de papas pequeñas que se cultiva en Noirmoutier, una isla de la costa francesa. Además, son fertilizadas con algas marinas, lo que las dota de un agradable sabor salado.

Su carne es de color amarillo y están recubiertas por una fina piel. Su cosecha se realiza durante la primera semana de mayo, a mano y de forma artesanal, ya que son muy frágiles y solamente se recolectan unas 100 toneladas al año.

Y atentos, pueden a llegar a costar hasta 2.500 euros por kilo.

Pule (queso de burra)

Foto: travelsecretsmag.wordpress.com

Los productores de este queso se encuentran en una pequeña reserva natural situada en la localidad de Sremska Mitrovica, a unos 80 kilómetros al oeste de Belgrado, llamada Zasavica (Serbia).

Elaborado con leche de burra, el precio de este exclusivo manjar ronda los 1.112 dólares por kilo. El litro de la leche cuesta alrededor de 40 euros y para obtener un solo kilogramo de este queso se necesitan al menos 25 litros.

La escasez de leche de estos animales y la dificultad del proceso de producción del queso hacen de este manjar algo exclusivo.

Kopi luwak o café de civeta

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: Archivo

Esta especialidad se produce principalmente en Indonesia, Filipinas y Vietnam. Tiene la particularidad de que se obtiene moliendo los granos de café extraídos de las heces de un animal llamado civeta.

Los granos maduros son ingeridos por el animal que luego los pasa por su tracto intestinal y los expulsa entre sus heces. De allí son recogidos por los lugareños para limpiarlos y tostarlos. Aunque cueste creerlo, sus jugos gástricos modifican su sabor y lo transforman en un café aún más exquisito.

Este puede llegar a alcanzar precios que superan los 700 euros el kilo.

Jamón manchado de jabugo

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: Archivo

El manchado de jabugo es una variedad autóctona de cerdo ibérico en peligro de extinción del que quedan muy pocos ejemplares repartidos por Andalucía (Huelva) y Extremadura.

¡Las características de su carne son únicas! Presenta una grasa infiltrada marcada y un sabor y textura excepcionales. Este producto gourmet tiene un precio: 500 euros el kilo, lo que viene a ser 4.100 euros por pieza.

Patilla negra desnuke

Exquisiteces disponibles solo para unos pocos
Foto: ipcdigital.com

Es una fruta cuyo exterior es completamente negro, y rosa su interior. Por muy extraño que pueda parecer, este tipo de patilla puede elevar su precio hasta los 300 euros.

Esta especie de patilla se encuentra únicamente en la isla de Hokkaido (Japón) y solo se producen 10.000 unidades al año para unos cuantos privilegiados.

Tiene la fama de ser una de las frutas con mejor sabor del mundo. En Japón se compran para ser regaladas, lo que representa tener un elevado poder adquisitivo.

Cuesta creer, ¿verdad? Existen delicias gastronómicas no aptas para todos los bolsillos. ¿Cuál estaría dispuesto a pagar?

También te puede interesar: La colección más comestible de Studio Job