Newsletter

Síguenos

Kéfir: fermentado lácteo con muchos beneficios

El Kéfir o también llamado yogur búlgaro, trata de un fermentado lácteo, producto de la combinación de bacterias probióticas y levaduras en una matriz de proteínas, lípidos y azúcares. Hay tres tipos de Kéfir, el de leche, el de agua y el de té. Del primero, se obtiene una especie de yogur, del segundo, una bebida parecida a una limonada con gas, y del tercero, una bebida de hierbas. La mayoría de gente conoce más el Kéfir de leche. En realidad, los tres tipos son el mismo Kéfir, con la misma microflora, pero adaptados a medios distintos.

Los granos de kéfir, formados por cultivos de levadura y bacterias lácticas, son unos granos de color blanco con aspecto similar al de la coliflor. El consumo de este tiene beneficios en nuestro organismo y eso es un hecho, varios estudios han demostrado que los agentes probióticos ofrecen varios beneficios a nuestra salud. A continuación algunos de ellos:

KéfirBeneficios del kéfir para la salud 

  • Un estudio publicado por The Food Institute señala que reduce los síntomas de la intolerancia a la lactosa en adultos. La clave está en que la composición de la leche kefirada, que es muy diferente a la de la leche normal.
  • Contiene microorganismos vivos que se alojan en el intestino y ayudan a mantener el equilibrio de las bacterias intestinales.
  • Contiene altos niveles de vitamina B12, lo que lo hace un alimento importante para el combate de enfermedades congnitivas, perdida de memoria, Alzheimer, depresión, enfermedad bipolar, ansiedad, problemas de aprendizaje en niños, entre otras.
  • Ayuda a reforzar las defensas del organismo, particularmente durante la recuperación de algunas enfermedades. Se ha utilizado satisfactoriamente en padecimientos como reumatismo, asma, estreñimiento, hipertensión arterial, artritis, úlceras gástricas, mala digestión o absorción de los alimentos, enfermedades inflamatorias crónicas y como complemento nutritivo en enfermedades como el cáncer o el VIH-Sida.
  • Es alto en calcio, fósforo y vitamina K2 lo que proporciona los minerales esenciales para el crecimiento óseo. La vitamina K2 es esencial para depositar los minerales en los huesos, deposita el calcio en los huesos y dientes y previene que estos minerales se depositen en lugares no recomendables como las arterias.

También te puede interesar: 3 razones por las que se debe comer yogur

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram