Inicios del “brunch”

31591871 - traditional large american breakfast of sunnyside up eggs, bacon, sasauge, hash browns, and toast

Es fácil determinar cómo se da término “breakfast & lunch: brunch”. Esta comida se suele hacer más tarde que el desayuno tradicional, en algún momento alrededor del mediodía, antes de la hora de costumbre del almuerzo. El menú consiste en el desayuno y el almuerzo e incluye opciones de bebidas que van desde el café hasta las mimosas. A todos nos gusta el “brunch” y hemos dado la bienvenida a este concepto en nuestra cultura sin preguntas, pero ¿dónde tiene su inicio?

Los historiadores no están realmente seguros de cómo y cuándo la práctica del brunch,  sin embargo, la mayoría coincide en que el primer uso documentado de la palabra brunch fue en 1895. En ese año, el escritor británico Guy Beringer lo ha presentado en un ensayo en un semanario. En este escrito, Beringer sugiere que el brunch puede ser una alternativa a los desayunos rápidos y pesados, las comidas posteriores a la misa. “El brunch es alegre y sociable”, dice Beringer. “Se da la conversación. Alimenta el buen humor, te deja satisfecho contigo mismo y con tus semejantes, que te distrae de las preocupaciones de la semana”.

47088209 - slices of bread with jam for breakfast

También sabemos que en algún momento de la historia, el brunch del domingo fue popularizado debido a fieles de la Iglesia. Los católicos requieren ayuno antes de la misa, por lo que los asistentes a los servicios dominicales estarían listos para una comida después del servicio. El momento de la finalización del servicio era normalmente más tarde que el desayuno, pero demasiado pronto para un almuerzo tradicional, pesado.

Beringer sugirió, además, que una comida más tarde los domingos sería un alivio para aquellos que podrían necesitar un poco más de descanso después una noche de fiesta. Él escribió: “Al eliminar la necesidad de levantarse temprano el domingo, un brunch haría la vida más feliz para aquellos que salen hasta tarde el sábado por la noche.” Quizás para las amas de casa también se convirtió en un alivio poder hacer una comida no tan temprano, al menos un día de la semana.

 

JV