Newsletter

Síguenos

Ideas para confeccionar el menú y preparar la mesa

Compartir una comida, acompañada de unas copas de vino y una grata conversación entre amigos, siempre será una muy buena opción. Confeccionar un menú es fácil. Si sigue algunas recomendaciones sencillas, podrá escoger alimentos que se complementen y que juntos conformen una solución completa para una comida.

Evite la repetición de sabores, así como las recetas e ingredientes basados en crema de leche. Por ejemplo, si elige una ensalada de pollo como primer plato, no sirva una pechuga de pollo con especias a la parrilla como principal.

Igualmente evite repetir maneras de cocción, como el rebozado, ya que haría que la comida resulte demasiado pesada.

Planificación

Lo primero que debe tener claro, y que es de suma importancia, es la coherencia. Si elige una comida oriental condimentada con ají picante (guindilla), hierbas frescas y limón, evite desde todo punto de vista el chocolate como postre. En este sentido, puede servir un sorbete de manzana verde.

Como guía, sirva primero los alimentos más ligeros. Esto no quiere decir que no puedan tener un sabor intenso, sino aquellos que no son muy pesados ni complejos. Un primer plato muy complicado y abundante, seguido por uno principal de estilo similar, puede resultar un poco fuerte para el estómago.

Es mejor servir un entrante de sabor sencillo, seguido por un plato principal más completo. Los sabores tienen que ir en aumento y fluir durante toda la comida. Si a los comensales les gustan las comidas fuertes, siempre puede variar un poco esta directriz.

Los alimentos que escoja y la forma de presentarlos deberían seguir la misma línea que la comida que decidió ofrecer. Si su propuesta es oriental a base de delicados platillos variados al vapor, que se compartirán entre todos, resultará menos formal que una comida de 3 o 4 platos. Para ello, puede colocar una mesa auxiliar con los alimentos, de manera que los invitados puedan ir sirviéndose ellos mismos. También puede poner bandejas y cuencos grandes en la mesa principal, para que los comensales puedan escoger los alimentos y tomar las cantidades que deseen.

Éxito al servir

Unas cuantas recomendaciones al momento de servir pueden asegurar el éxito de sus comidas. Para evitar que sus preparaciones calientes se enfríen, es aconsejable calentar los platos ante se servir. Y si de postre tiene un helado o sorbete, ponga los cuencos o platos en la nevera un rato antes de usarlos.

Recuerde que debe cambiar las copas de vino si decide abrir una botella diferente. Los residuos del vino anterior podrían estropear el nuevo sabor.

Si la comida es formal y decide usted mismo la ubicación en la mesa de los invitados, utilice unas tarjetas con los nombres de cada comensal y sitúelas en el lugar correspondiente.

Sirva unas bebidas y algo para picar a sus invitados en cuanto lleguen. Esto les ayudará a relajarse y a sentirse cómodos. Sean cuales sean las bebidas que sirva, ponga vasos de agua en la mesa.

Si en su menú ofrece mariscos con caparazón, coloque unos cuencos en la mesa para que los invitados puedan dejar las conchas. Asimismo, ponga otros cuencos llenos de agua, acompañados de toallitas calientes, para que ellos se puedan lavar las manos.

El tiempo es fundamental

Compre los alimentos secos y los que se conserven, como mínimo el día anterior a la comida. Compre las verduras, la carne y el pescado o mariscos el mismo día.

Cuando planifique el menú, escoja algunos platos que pueda preparar con antelación. Si hace el postre, o parte del primer plato antes, ayudará a que la comida se desarrolle tranquilamente y que usted tenga tiempo para disfrutar.

Recuerde que debe poner el vino, el agua y otras bebidas en la nevera, o con hielo, con tiempo suficiente de antelación.

Ponga en la mesa, con la cubertería, servilletas, platos auxiliares, vasos o copas, utensilios para servir, sal, pimienta, condimentos y cualquier otra cosa que precise antes de que lleguen los invitados. En cuanto a los cubiertos, sitúe el del entrante en la parte más alejada del plato y vaya colocando los siguientes hacia el interior. Los platicos para el pan deben ir en la parte izquierda del plato, y los vasos o copas de vino frente a este, a la derecha.

Recuerde reservar tiempo suficiente para arreglarse antes de que los invitados llamen a la puerta.

También le puede interesar: Elementos básicos para preparar platos orientales al vapor

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram