Newsletter

Síguenos

En grano o molido: formas de aromatizar el café

Canela, anís, clavos, cardamomo, vainilla, piel de cítricos deshidratada e, incluso, frutos secos tostados como las avellanas… Hay multitud de ingredientes y muchas formas de aromatizar el café para darle un toque distinto a cada taza.

Añadiendo especias en el recipiente

Amantes del café: sumen sabor a la taza

El café tiene la capacidad de absorber aromas. Por eso es importante conservarlo en un recipiente hermético y colocarlo en un lugar seco en el que no reciba luz directa, calor u olores intensos.

Pero podemos usar esa capacidad para que nuestro café absorba los aromas que deseemos. Solo tenemos que añadir el ingrediente o ingredientes que elijamos al recipiente en el que lo guardamos. Así irá aportándole sus matices poco a poco. Esta técnica puede llevarse a cabo tanto con café en grano como molido.

Un buen truco es utilizar siempre el mismo recipiente, así se irán acumulando los aromas con el paso del tiempo.

Cuando lo molemos

Cafetera greca

Lo ideal es comprar el café en grano recién tostado y molerlo justo antes de su preparación, así conservará mucho mejor sus propiedades, aromas y sabor.

Si añadimos el ingrediente seleccionado al molinillo y lo molemos todo junto, le daremos un toque distinto a cada cafetera. Pero es importante tener en cuenta que necesitaremos menos cantidad de la especia o el ingrediente añadido, que cuando aromatizamos el café en el envase donde lo conservamos.

Directamente en la cafetera (tradicional o italiana)

No todo el mundo tiene un molinillo en su casa. Por eso otra buena opción es incorporar directamente el ingrediente en la cafetera. Los ingredientes pueden estar molidos, enteros o en trozos, según requieran.

En la taza

Podemos colocar los ingredientes en la taza y verter sobre ellos el café caliente recién preparado, dejar que infusionen y retirarlos. O espolvorear por encima, si se trata de especias en polvo como canela o cacao.

Infusionando la leche

Si optamos por café con leche o capuchino otra posibilidad es aromatizar la leche antes de incorporarla al café, infusionándola previamente con los ingredientes deseados.

También te puede interesar: Según la ciencia, el café resaltaría sabores dulces

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram