Newsletter

Síguenos

Para escoger con seguridad, algunos tipos de pasta corta

Este producto mundialmente conocido se presenta de diferentes formas y tamaños, aunque todas son realizadas con los mismos ingredientes básicos: harina, agua y huevo.

Se cree que su origen fue en China, pero, sin duda, los italianos se encargaron de popularizarla. No importa la salsa con la cual se acompañe, siempre es un plato para quedar bien y sacar de apuros a cualquiera. Merece la pena conocer algunos tipos de pastas cortas.

Lo mejor viene en “pasta pequeña”

Macarrones

Pasta corta Macarrones

Ampliamente conocidos, los maccheroni o macarrones, tienen una apariencia tubular y estrecha. Pueden ser curvos o rectos. Al relacionar este nombre con su raíz, en griego, significa canto mortuorio o comida funeraria. Es decir, un plato que se consumía en el banquete funerario. Pueden acompañarse con cualquier salsa.

Penne

Pasta corta Penne

También denominada plumitas (Venezuela) y mostaccioli (Chile). Este tipo es de mayor diámetro que los macarrones, cilíndrico y puede tener rayas (penne rigate) o ser lisa (penne lise) en la superficie. Los extremos son de forma oblicua, muy similar a la punta de las plumas que se usan para escribir.

Fueron ideados por Giovanni Battista Capurro, fabricante de una región cerca de Génova, quien patentó una máquina capaz de cortar la masa en diagonal sin romperla. Antes, el procedimiento se hacía con la mano o tijeras y los bordes no quedaban rectos. Las estrías permiten retener más la salsa.

Rigatoni

Pasta corta Rigatoni

Es un tubo, igual que el penne, pero más grande y con bordes rectos. Sus estrías o arrugas en el exterior ayudan a que la salsa y los condimentos se adhieran mejor.

Fue inventada en Aragona, una comuna siciliana en el sur de Italia, donde tradicionalmente se hacía un plato con pasta (el taganu) el sábado santo. La receta se cocía en un recipiente en forma redondeada. Un día, este se le cayó a quien lo estaba preparando y el contenido salió de forma tubular. Desde entonces la familia utilizó ese recipiente para hacer pasta y el método fue copiado, hasta popularizarse y perfeccionarse.

Fusilli

Pasta corta Fusilli

En Sicilia se llamaban originalmente busiata y en Cerdeña busa. Esto por la caña (bus) con la cual los árabes los hicieron por primera vez. La misma técnica se empleó en muchas regiones de Italia con diferentes nombres, como strangolapretizufolitti, silbidos y lombrichelli.

En diversos países son conocidos como tornillitos, tirabuzón o espirales. Tienen aproximadamente cuatro centímetros de largo y se pueden conseguir de varios sabores. Los más comunes son zanahoria y espinacas. Lo cierto es que la salsa y el queso quedan atrapados en ellos.

Ñoquis

Pasta corta ñoquis

Los ñoquis comenzaron a hacerse en Italia al llegar las papas de América y para sustituir la preparación tradicional de harina y agua. Sin embargo, su invención se asocia con el farmacéutico francés, Antoine Parmentier, quien al permanecer en prisión durante la Guerra de los Siete Años fue alimentado exclusivamente por papas. Al salir en libertad, dio a conocer este alimento e impulsó el cultivo de papas en Italia.

Los gnocchi (en italiano) parecen a peloticas ovaladas y se hacen con papa, harina y huevo. Con esos ingredientes se elabora una masa y se confeccionan los cilindros de 1.5 centímetros, con la ayuda de un tenedor.

Farfalle

Pasta corta Farfalle

No se conocen muchos detalles sobre su procedencia, solo que su primera versión data del siglo XVI. Se le bautizó de esa manera, farfalle, porque en español quiere decir mariposas, precisamente su aspecto. Pero como también se asemeja a un lazo, en países como Chile y Venezuela se le conoce como corbatitas y lacitos, respectivamente.

También le puede interesar: Conozca algunos errores comunes al hacer pizza en casa

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram