Newsletter

Síguenos

Croquetas Casa Marcial: plato icónico de los Manzano

La familia Manzano está a cargo de Casa Marcial, en Arriondas (Asturias), desde hace más de un siglo. Tanto Esther como su hermano Nacho, llevan ahora las riendas de este restaurante familiar. También de La Salgar y Gloria, otros dos restaurantes de la familia en Gijón y Oviedo, respectivamente. En todos ellos, las croquetas Casa Marcial están presentes en la carta.

También, desde hace unos años, Nacho Manzano dirige en Reino Unido los restaurantes Ibérica. En los cuatro Ibérica de Londres y en el de Manchester ofrece cocina española. Por tanto, en ellos no falta esta croqueta Casa Marcial. En España lleva desde los años 90 conquistando paladares.

Y ojo, la croqueta Casa Marcial es una croqueta top. No en vano forma parte de los menús gastronómicos del restaurante madre, un establecimiento con dos estrellas Michelin.

Esther y Nacho Manzano // Foto: Casa Marcial

En un alarde de generosidad, la familia Manzano ha compartido con Cocina y Vino la receta de esta deliciosa croqueta Casa Manzano de jamón serrano. ¿Saben ustedes cuál es su secreto? La cremosidad de su bechamel.

Receta de croquetas Casa Marcial

Ingredientes

  • 250 gr de jamón serrano
  • 3 l de leche entera
  • 240 gr de harina
  • 200 ml de aceite de oliva sabor suave
  • 40 g de mantequilla
  • 5 gr de sal

Elaboración

  • Freír en el aceite y la mantequilla el jamón, previamente picado en cuadraditos. Cuando se dore, añadir la harina y remover bien mientras se cuece unos 4 minutos para que no se queme la harina.
  • Seguidamente, añadir la leche caliente y dejar cocer 15 minutos más a fuego fuerte y otros 15 minutos a fuego lento sin parar de remover.
  • Colocar la bechamel obtenida en una bandeja y tapar con papel film (de modo que quede pegado sobre ella para que no genere costra) y ponerlo a enfriar en la nevera.
  • Cuando esté la mezcla fría y consistente, formar las croquetas con una forma ovalada y con el tamaño deseado.
  • Rebozarlas bañándolas primero en huevo y luego en pan rallado (fino y sin muchocolor), moviéndolas con energía en la fuente para que genere una pequeña película.
  • Dejarlas reposar en la nevera durante tres horas.
  • Freír las croquetas sumergiéndolas en una freidora a 180 grados, tan solo unas pocas a la vez, para que no se rompan.
  • Finalmente, se obtendrán unas deliciosas croquetas Casa Manzano (** Michelin).

También puede interesarte: Nacho Manzano: “Los cocineros trabajamos con una fragilidad absoluta”

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram