Newsletter

Síguenos

Consejos para animarse a hacer cocteles en casa

A muchos les encanta salir a disfrutar en bares y restaurantes animados por buenos tragos. Saborear preparaciones originales que sacien su sed de aventuras y nuevos gustos. Quienes admiran el trabajo de los bartenders o mixólogos quisieran emular sus dones, propios de un alquimista. Ciertamente, es posible  crear cocteles en la tranquilidad del hogar, siguiendo estos consejos básicos.

Cocteles de principiante como un profesional

Bartenders más importantes de la historia

La osadía por delante

Para concebir un proyecto se necesita atrevimiento y valentía. El coraje para afrontar lo que no se conoce o no se maneja a plenitud. No se debe hacer caso a las posibles críticas de los tragos que la imaginación pueda generar. Lo importante es ponerse en marcha y atreverse a plasmar en la realidad las diversas ocurrencias. Que el miedo no sea un obstáculo.

De las equivocaciones se aprende

Es normal querer hacer las cosas de la mejor forma posible a la primera. Sin embargo, esto exige un proceso de experimentación, de prueba y ensayo que permita pulir métodos. La necesidad de perfección puede llevar a la frustración, y evitar que se logre avanzar con el tiempo. Es recomendable dar a probar los cocteles aunque no hayan alcanzado su punto óptimo. Esto permitirá recibir opiniones para ir adaptando las recetas.

Dominar los clásicos

Empezar por lo básico y conocido es la clave para aprender cualquier arte. Manejar y comprender los tragos más icónicos facilitará el entendimiento del mundo de la coctelería.

Es conveniente saber de qué manera se le puede sacar provecho a una bebida. Cada licor tiene propiedades diferentes que deben considerarse.

Conocer los ingredientes

La calidad de la bebida está relaciona con sus ingredientes, por eso es fundamental conocer cuáles se adaptan a cada una sin ocasionar choques de sabor. Cada componente puede potenciar o dañar un coctel.

Bartender

Disposición a reflexionar

La evaluación siempre debe apelar a la objetividad. Hay que reconocer que algo no es bueno o necesita ciertos ajustes para alcanzar una mejoría. La degustación de bebidas requiere generar una memoria del paladar que ayude para futuras preparaciones.

La creatividad como instrumento

Se debe aprovechar cada momento de inspiración al máximo. Al igual que los músculos, la creatividad se fortalece cada vez que entra en acción. Cuanto más se use, más poderosa se vuelve. Las musas pueden venir de guías de cocina o de coctelería, algo que sirva para obtener ideas que luego puedan llevarse a cabo.

Experimentar para dar en el clavo

Por cada trago que se hace un nombre en las barras, hay cientos que nunca ven la luz del día. Si verdaderamente se desea encontrar la copa perfecta, no hay que limitarse en el número de preparaciones. Algunos simplemente no tendrán capacidad de surgir, mientras que otros podrán ser trabajados hasta llegar a algo interesante.

Buscar ayuda

El orgullo suele ser un arma de doble filo para todos. Creer que lo que se hace ya goza de un toque divino sin acudir a los demás es un error rotundo. Si es necesario, se debe preguntar o pedir una recomendación, incluso buscar sugerencias de algún profesional.

Ser metódico

Es común que los inventos más grandes surjan a raíz de un accidente o un descubrimiento casual. Los expertos recomiendan seguir siempre una ética profesional y trabajar bajo los conceptos universales de la mixología. Esto evitará resultados inconsistentes y los éxitos serán más frecuentes.

Consejos sencillos pero que pueden ser una guía para principiantes y entusiastas. Solo hay que animarse a elaborar buenas bebidas en la tranquilidad del hogar.

También le puede interesar:  Las predicciones de la mixología en 2018

 

#CocinaYVino

Buena comida, buen vino
y buena compañía

Síguenos en Instagram