Kachi Lodge, aventura gastronómica en la altura boliviana

Kachi Lodge Restaurante/Hotel Bolivia
El recinto turístico se ubica a más de 3.000 metros de altura / Foto vía: KachiLodge.com

En el salar de Uyuni, de los más grandes del mundo, se encuentra uno de los lugares más atractivos para conocer en Bolivia: Kachi Lodge, una propuesta de turismo sostenible que apuesta por la gastronomía local como añadido.

Se trata de un recinto hotelero ubicado al sudeste boliviano. A una altura de 3.660 metros sobre el nivel del mar, está compuesto por varias suites en forma de cúpula. En tiempos recientes, se ha convertido es una de las experiencias más interesantes del país andino.

Kachi Lodge Restaurante/Hotel Bolivia
El restaurante colabora, cada temporada, con un chef diferente / Foto vía: KachiLodge.com

Iniciativa de Amazing Scapes, definen que recorrer el salar es similar a “viajar a otro planeta”, por las vistas tan sorprendentes que ofrece. Conocido por su perfil lujoso y exclusivo, pues tiene capacidad para pocos visitantes, es una oportunidad para conectar con la naturaleza y la buena comida nacional.

Cada habitación ofrece todas las comodidades posibles aún en medio de la nada, todo con un diseño entre futurista y artesanal que garantiza el confort de los visitantes. Además, en Kachi Lodge se pueden realizar diversas actividades: navegar en el lago durante la temporada de lluvia, apreciar los cielos despejados con un telescopio o realizar caminatas al volcán Thunupa, ubicado a 5.321 metros sobre el nivel del mar. Asimismo, se realizan paseos para disfrutar de la flora y la fauna endémica, con una gran variedad de cactus, así como flamencos, vicuñas (especie de antílope), vizcachas (roedor similar al conejo) y zorros.

Kachi Lodge Restaurante/Hotel Bolivia
Kachi Lodge ofrece todo tipo de comodidades en el salar de Uyuni / Foto vía: KachiLodge.com

En las cercanías del lugar también hay otros puntos de interés, como un antiguo cementerio de trenes y sitios de atractivo arqueológico donde se pueden encontrar momias.

Una aventura también apta para foodies

Kachi Lodge Restaurante/Hotel Bolivia
Los platos se inspiran en recetas e ingredientes locales, servidos de forma vanguardista / Foto vía: FoodAndWine.com

Entre todas estas delicias para la vista, también las hay para el paladar. Cuentan, actualmente, con el apoyo del chef Juan Pablo Gumiel, quien es líder de Proyecto Nativa, uno de los mejores restaurantes en la ciudad de Sucre.

“Gumiel fusiona de manera brillante sabores locales e influencias internacionales. Siempre seleccionando los mejores productos orgánicos, cultivados localmente. Pero, sobre todo, a través de platos originales y recetas creativas, Juan Pablo habla con pasión de la cocina de su infancia, la que lo llevó a convertirse en una de las estrellas emergentes del panorama gastronómico boliviano”. Los platos ideados por el cocinero son elaborados día a día por el equipo de Kachi Lodge.

En un espacio abierto, en donde se puede apreciar todo el ecosistema del salar de Uyuni, se sirven platos típicos de la nación latina como la crema de yuca con toques de chaquekan (carne de res desmenuzada con queso fresco, papas, maíz y salsa llajwa) y hierbas;  Paiche (pez de agua dulce) hecho a la brasa con hierbas nativas y alcaparras; Risotto con urucú (onoto en Venezuela); y Ensalada de mix de hojas verdes y verduras frescas.

Kachi Lodge Restaurante/Hotel Bolivia
Se puede gozar de las preparaciones mientras se visualiza todo el salar y las montañas / Foto vía: lostworld.com

Para quienes buscan alternativas de turismo de aventura, sin dejar de lado la comodidad y la gastronomía de calidad, la propuesta de Kachi Lodge es, sin dudas, una opción de altura.

También le puede interesar: El Diablo, un lugar de sabores volcánicos