Bariloche, destino vacacional durante todo el año

Bariloche
Bariloche y sus paisajes de lagos y montañas // Imagen: EMPROTUR

La conocida ciudad argentina, situada en plena Patagonia, fue la primera localidad en abrir al turismo en octubre de 2020. ¿La clave? Implantar protocolos sanitarios concretos que apuestan por la atención y cuidados tanto al turista como a los trabajadores del sector. Gracias a ello, obtuvo la categoría Safe Travels otorgada por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo. Y ello es una muy buena noticia. Bariloche ofrece durante todo el año una magnífica naturaleza salvaje en la que se desarrollan distintas actividades.

Esquí en Bariloche // Imagen: EMPROTUR

En el invierno austral es temporada de esquí, no en vano es la capital de la nieve en Argentina. A Bariloche van miles de estudiantes de todo el país, en sus vacaciones de invierno a aprender a manejarse en la nieve. Aparte del esquí, hay también propuestas de turismo de aventura. También el lujo está representado debido a alojamientos como el mítico Llao-Llao, un imponente hotel enclavado entre dos lagos.

Entorno natural en Bariloche

El paisaje barilochense cambia con cada estación. Si en invierno el blanco es el color predominante, en primavera está marcado por las tonalidades de las flores. Ya en verano domina el azul de los lagos y el amarillo del sol. Y en otoño destacan los marrones y ocres impactantes propios de la temporada. En los distintos lagos de la zona hay una amplia gama de actividades acuáticas, existiendo clubes náuticos como el situado en el lago Nahuel Huapi. La propia ciudad está enclavada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, junto a la cordillera andina. El paisaje natural del entorno es fastuoso en cualquier época del año.

Trekking en plena naturaleza // Imagen: EMPROTUR

Es un destino perfecto para el que le guste disfrutar en sus vacaciones de actividades deportivas. El kayak, el rafting, la escalada, las cabalgatas, el canopy, el esquí acuático, el esquí alpino o el buceo son actividades habituales. Eso sí, cada una en sus correspondientes momentos del año. La llamativa belleza de los lagos, las montañas, la vegetación y los ríos del Parque Nacional ya son una atracción en sí misma.

La gastronomía barilochense

A nivel gastronómico, Bariloche es diferente a otros lugares de Argentina. Por un lado, la cerveza es toda una institución, habiendo un gran número de cervecerías artesanales donde, además de beber, se come razonablemente bien. Espectacular es la microcervecería de Patagonia, la cerveza insigne de la zona, situada en el llamado Circuito Chico, a orillas del lago Moreno.

Cervezas barilochenses // Imagen: EMPROTUR

El chocolate también es objeto de culto en Bariloche con fábricas como Rapa Nui o Mamuschka. Y la comida no se centra tanto en los asados o las pizzas, sino en productos de proximidad. Por ejemplo, las truchas, abundantes en los ríos barilochenses, y en guisos de origen centroeuropeo como el goulash.

También, si se es amante del vino, puede disfrutar de distintas referencias argentinas. Sobre todo de Mendoza, que es la capital del vino del país austral.

Chocolates típicos de Bariloche // Imagen: EMPROTUR

También le puede interesar: Estos hoteles argentinos están en medio de hermosos viñedos