Tongue Kiss Plato de Rasmus Munk Alchemist
Resalta por tener una base que simula una lengua humana / Foto vía: JosephWeaver.com

El chef Rasmus Munk del renombrado restaurante danés Alchemist, es conocido por su cocina transgresora y sus platos conceptuales. Uno de estos, Tongue Kiss (Beso de Lengua), creó polémica en redes sociales por su particular presentación.

Todo surgió tras un mensaje de la Guía Michelin en la plataforma Twitter, el cual generó gran diversidad de reacciones entre los usuarios. La preparación en cuestión consta de una lengua de aspecto humano que está sujeta al mango de una cuchara. En la parte superior, tiene diferentes ingredientes, entre los que destacan flores y especias.

Tongue Kiss es una de las 50 creaciones de Musk que componen el menú de degustación de Alchemist, local inaugurado a mediados de 2019. Según informó la publicación gastronómica, el comensal debe lamer la lengua para disfrutar de los sabores de los insumos que contiene.

En defensa de la creatividad

Tongue Kiss Plato de Rasmus Munk Alchemist
Tongue Kiss forma parte del menú de degustación de Alchemist / Foto vía: FineDiningLovers.com

Ante la polémica, el establecimiento se pronunció a través de la red social Instagram. En el escrito, explican que se trata de una lengua sintética, elaborada con silicona. El plato surgió luego que Musk se enterara que uno de sus mejores amigos sufría cáncer en dicha parte del cuerpo. Así, siguiendo su premisa de contar una historia a través de cada plato, ideó Tongue Kiss para generar conciencia sobre la enfermedad. “Se ha convertido en una forma de investigar los sentimientos de asco y placer cuando tenemos en frente algo delicioso en un formato diferente”, indican.

“Es una parte de nuestro ADN como restaurante crear conciencia, discutir y provocar. La comida es nuestro idioma principal”, refleja el comunicado. Añaden que la mayoría de sus comensales se toman como algo gracioso y anecdótico el plato, además de calificarlo como excelente.

Pese a las variadas opiniones, Tongue Kiss es el reflejo de la creatividad del danés, que ha ganado reconocimiento internacional por su inmenso imaginativo culinario. Para disfrutar de este, y el resto de los platos del menú, los visitantes deben pagar 370 dólares.

También le puede interesar: Los artísticos platos del ilustre Massimo Bottura

Comments

comments