Snackade

Los elementos gastronómicos están presentes en casi todos los aspectos de la vida. Hasta en el mundo digital de los videojuegos algunos alimentos aparecen en las pantallas. Si usted en algún momento ha tenido ganas de saborear lo que comen los personajes de sus juegos favoritos, ahora es posible. El proyecto Snackade lleva a la realidad los bocados del mundo digital de una manera muy divertida.

Entretenimiento y bocadillos

En el evento anual de música y arte contemporáneo Sugar Mountain, en Melbourne, Australia, se encuentra la atracción. Se trata de Snackade, una curiosa manera de combinar los juegos de video con alimentos. El nombre de la propuesta se deriva de las palabras snack, por los pasapalos, y arcade, por el estilo retro de la plataforma.

La idea es que cada cosa que consuma el personaje virtual será otorgado en la realidad. Mientras el usuario utiliza el control y visualiza la pantalla, tiene una banda transportadora a su lado que va soltando los insumos. De esta manera podrá conseguir caramelos, malvaviscos, monedas de chocolate o en forma de cambur, paletas y bolsas de papas.

Los videojuegos disponibles son “Pac-Man”, “Super Mario Bros”, “Donkey Kong Country”, “QuackShot” y “Super Bonk”.  Jugando los entusiastas recibirán en tiempo real lo que sea que consiga su personaje durante su aventura. Estos podrán ser recolectados en una red o incluso ser comidos en su momento de entretenimiento.

La “magia” detrás de Snackade

Snackade

La atracción se adorna con un castillo típico de las historias de aventura. Todo se acompaña de efectos sonoros que hacen la experiencia más real, cercana y automatizada. Sin embargo, el equipo detrás de la propuesta confiesa que detrás de la pantalla hay un grupo de personas que se encargan de trasladar los dulces. Pero han manifestado sus intenciones de convertir todo en un proceso manejado mecánicamente en el futuro.

Adam Grant, quien forma parte de los creadores de Snackade, comenta: “Lo construimos de manera que pueda ocultar a quienes trabajan detrás de la pantalla. No como una manera de engañar a las personas, sino como una forma de mantener la ilusión de la automatización”.

En palabras de Grant, plantean perfeccionar la idea y llevarla a otras convenciones en su nación. Conforme se aprecie su posible éxito, trasladarla a otros países para compartir la vivencia de combinar comida con el arcade.

Los amantes de las cónsolas aplaudirán esta propuesta. Nada mejor que disfrutar de su actividad favorita con un buen y dulce bocado, algo que con Snackade será completamente interactivo y divertido.

También le puede interesar:  Flippy, el robot para amantes de las hamburguesas

 

Comments

comments