Rosé Maison está de regreso en la Gran Manzana
Foto vía: RoséMaisonWine.com

Desde el pasado 1ro de junio abrió, por segundo año consecutivo, Rosé Maison, una propuesta pop-up que busca unificar la creciente tendencia del vino rosado y un entorno artístico.

Para este año, los organizadores han ubicado el proyecto en un nuevo recinto, hasta dos veces más grande en relación con la edición anterior. Ahí, buscan ofrecer una experiencia única, donde el rosé y la cultura en torno a esta bebida toman todo el protagonismo.

The Rosé Mansion Experiencia Rosé
La primera edición del pop-up fue todo un éxito en la ciudad / Foto vía: RoséMaisonWine.com

Iniciado por Morgan First y Tyler Balliet, el local temporal busca demostrar que los rosados tienen mucho para ofrecer. “Este mágico vino rosado es un increíble vehículo para contar historias. Va desde la historia a la ciencia, de la política a la economía, a la comida y la cultura. El rosé también tiene una larga y única historia para compartir”, comentan ambos.

La segunda realización de Rosé Maison contará con 14 habitaciones. Cada una, servirá para albergar diferentes actividades como exposiciones artísticas, salones de fiestas, entre otras. Además, hay otras actividades, como un laboratorio de mezclas, en el cual se puede experimentar y crear un rosado personalizado.

Un mundo rosado

Rosé Maison está de regreso en la Gran Manzana
Los visitantes podrán pasar al salón de fermentación, donde aprenderán de la elaboración del vino / Foto vía: RoséMaisonWine.com

“Durante esta experiencia interactiva, descubrirá un lado completamente nuevo del rosado al aprender sobre la cultura, la historia y la ciencia de esta mágica bebida”, comparten.

Por otro lado, tendrán dos bares exclusivos para el vino rosado, donde podrán degustarse hasta 120 ejemplares de las principales zonas vinícolas del mundo. Ahí ofrecen diferentes opciones según el precio.

The Rosé Mansion Experiencia Rosé
Foto vía: RoséMaisonWine.com

“Esta odisea te lleva a diferentes lugares y momentos. Desde Francia hasta Roma, desde América del Sur hasta el norte del estado de Nueva York y viceversa. En cada cuarto se da una lección sobre los 6.000 años de historia del rosado y del vino en general”, indican First y Balliet.

La Rosé Maison estará disponible hasta finalizar septiembre. Las entradas tienen un costo de 45 dólares los sábados. Los días de semana se llevan a cabo visitas de solo dos horas y media, por 35 dólares.

También le puede interesar: Con un Prosecco y un Italian Rosé, Freixenet va por los jóvenes

Comments

comments