Restaurante en tiempos de Pandemia
Una periodista gastronómica contó su experiencia en un local de Milán / Foto vía: Leggo.it

Lo que se ha vivido hasta ahora a causa del Covid-19 no ha sido fácil y existe un sinnúmero de experiencias. Dentro del área gastronómica, muchas son las historias. Una de estas es la recogida por la periodista italiana Mariarosaria Bruno, quien compartió lo que para ella fue visitar un restaurante en tiempos de pandemia.

En sus palabras, el momento fue grato y se sintió bastante segura en el establecimiento ubicado en Milán.

De vuelta a la “normalidad”

Mariarosaria Bruno Restaurante en Pandemia
Tanto el chef como su equipo de cocina cumplen con los protocolos de seguridad / Foto vía: Mariarosaria Bruno

“Si no fuera por la medición de temperatura y el cartel con la invitación a usar el gel desinfectante en la entrada, a mis ojos casi todo parecería idéntico a cómo era antes”, explicó la periodista.

Italia fue inicialmente una de las naciones más afectadas por la el Covid-19. Sin embargo, luego de controlar la situación, diversos negocios reabrieron sus puertas a finales de mayo.

En esos días, Mariarosaria se dirigió a Terrazza Triennale Osteria del chef Stefano Cerveni.

El local ofrece vistas espectaculares hacia la ciudad, pero también se puede apreciar el interior de la cocina. La periodista pudo contemplar paisajes urbanos maravillosos, así como el trabajo de cocineros. Sobre este último aseguró que se respetan a cabalidad los protocolos de higiene establecidos.

Medidas necesarias

Mariarosaria Bruno Restaurante en Pandemia
La idea es que todo se haga con cuidado para prevenir contagios / Foto vía: Mariarosaria Bruno

La capacidad actual de Terrazza Triennale Osteria es de 60 a 65 asientos, según la afluencia de comensales. Los 130 puestos se han reducido a la mitad, para cumplir con las reglas de distanciamiento social. Cada mesa tiene una separación cercana a los dos metros.

El chef Cerveni destacó que desde la apertura el 21 de mayo, el lugar se mantiene repleto. Esto demuestra la confianza de los clientes en las medidas de seguridad adoptadas.

El menú puede verse en formato digital en el móvil o de forma tradicional. Si se prefiere el segundo caso, la carta se desinfecta cuidadosamente. El uso de la mascarilla al ingresar es obligatorio y puede retirarse solo cuando se está en la mesa.

Para Mariarosaria, comer en el restaurante y disfrutar del atardecer milanés fue un respiro luego de tres meses de encierro. Tanto ella como Cerveni consideran que el panorama puede ser positivo y alentador, pero advierten que deben buscarse maneras de reinventarse para lo que está por venir.

También le puede interesar: Maniquíes con prendas de diversas firmas se apodran de los restaurantes en Vilna

Comments

comments