Aunque este tipo de caprinos dejan en la bancarrota a más de un comensal, aún siguen teniendo auge entre los multimillonarios, que sin que el pulso les tiemble pagan altas sumas de dinero por probar ciertas exquisiteces que ofrece el mundo gastronómico.

Unas de las principales extravagancias es el pollo que es completamente negro desde su piel hasta sus huesos. Llamado Ayman Cemani, es criado en Indonesia y tiene un modesto precio de 2.500 dólares. Aunque esta especie es poco frecuente verla, fue introducida en Europa y luego llegó hasta Holanda.


Para los amantes de un buen vino, este precio puede ser de infarto para simples mortales. Aunque este no posee muchos años añejados en barrica, posee un valor de 200.000 euros. El ¿Por qué?  El AurumRed Serie de Oro está elaborado con cepas de más de un siglo y se riegan con agua ozonizada. Un espumante que se ha denominado como sinónimo de elegancia es el champagne; la marca italiana L’Oro de Baco ha puesto a la venta la botella más cara del planeta, que equivale a 1,7 millones de euros casi igual a la compra de una mansión. En su interior flotan unas caprichosas láminas de oro 24 quilates y está decorada en con unos modestos diamantes, ¿el precio? Unos 1.7 millones de euros.

Entre las preparaciones más ostentosas se encuentra un helado llamado Diamanet negro. Se vende en la cosmopolita ciudad de Dubai y cuesta unos 800 euros. Está elaborado a base de vainilla, azafrán iraní, trufa negra italiana y oro comestible.

Fuente:www.elle.es

Comments

comments