hacer pop cakes

Los pop cakes son muy ricos, divertidos y hasta decorativos. Sin embargo, eso de hornear un bizcocho, desmenuzarlo y agregarle queso crema para poder darle la forma de bolita, puede resultar muy engorroso y laborioso para algunos. Como este tipo de preparaciones se han vuelto cada vez más populares, algunos se dieron a la tarea de simplificar el trabajo inventando una máquina para hacer pop cakes o chupetas de ponqué.

Similar a una sanduchera o a un tosty arepa, la máquina para hacer pop cakes tiene un molde de aluminio antiadherente; generalmente tiene una capacidad para hornear 12 pop cakes.

Lo único que hay que hacer es verter la mezcla de bizcochos o de cupcakes dentro de cada una de las cavidades del molde y esperar a que estén listas.

La máquina para hacer pop cakes se toma entre 5 y 7 minutos en hornear toda una tanda. Para facilitar aún más el trabajo, posee un bombillo indicador de cocción,  el cual se enciende cuando el horneado de las chupetas de ponqué está terminado.

Una vez listas, lo que queda es insertar las bolitas de ponqué en palillos y decorarlas a gusto. Coberturas de chocolate con chispas de colores o adornos hechos con fondant son algunas de las opciones. Si la fiesta es temática, muchos optan por convertir los pop cakes en abejitas, calabazas, conejitos, muñecos de nieve, etc. Sólo es  cuestión de dejarse llevar por la imaginación.

Comments

comments