hamburguesa más cara del mundo

La idea de la hamburguesa como uno de los alimentos más humildes y económicos del mundo ha quedado en el pasado. Gracias al chef Diego Buick, quien creó la hamburguesa más cara del mundo, este plato estandarte del fast food se ha convertido en un lujo.

Con motivo de la celebración del día mundial de la hamburguesa, el cocinero holandés Diego Buick decidió crear una versión apta para paladares refinados. El resultado es un manjar culinario que se corona como la hamburguesa más cara del mundo —según el libro de récord Guinness—, alcanzando un precio que sobrepasa los 2.000 euros.

ADN de la hamburguesa más cara del mundo

La hamburguesa es uno de los sándwiches consentidos de la comida rápida, pero la versión del chef Buick de rápida no tiene nada. Su elaboración es compleja y meticulosa, como si se tratase de un plato acreedor de estrellas Michelin.

Para su elaboración, el cocinero holandés secciona meticulosamente los mejores ingredientes. La carne es una mezcla de 40% de filete negro de ternera Angus y 60% de Wagyu japonés; además, contiene langosta procedente del río Oosterschelde, jamón de pata negra, queso artesanal remerkar, trufa blanca, caviar, foie gras, lechuga francesa y una cobertura de oro 24K comestible sobre el pan brioche.

La excentricidad de esta receta no queda allí. La salsa que marina esta jugosa carne tiene como base el puré de una clase de tomates procedentes de Japón, al que se le añade vainilla de Madagascar, café Blue Mountain, azafrán y una salsa soya muy especial que ha sido envejecida durante 34 años.

Comments

comments