huevos de codorniz

 

Comer huevos de codorniz no debe limitarse a los canapés, a pesar de que sean uno de los preferidos en las fiestas. Por muchas razones, este alimento puede ganar lugar en la dieta diaria, alternando el huevo de gallina. Los primeros, tienen un alto contenido en vitaminas y minerales. Y no proporcional con su tamaño, su valor nutricional es de tres a cuatro veces mayor que el de los huevos de gallina, igual que su contenido proteico es de un 13% más que el 11% de los huevos de gallina.

Los huevos de codorniz son muy populares en la gastronomía china además tiene fines medicinales como tratar a tuberculosis, la diabetes y el asma.

A continuación algunos usos versátiles que se le pueden atribuir a los huevos de codorniz:

– Hervidos y colocados en ensalada con lechuga, zanahorias, papas, remolachas, con una vinagreta de mostaza y aceite de oliva.

– Luego de hervidos extraer la yema y rellenar con un preparado de atún, mayonesa, cebollín y pimienta.

– Fritos sobre pan tostado, como bruschetta o para comerlos en el desayuno con jamón.

– Varios huevos de codorniz batidos para hacer una omelette con vegetales (champiñones, cebollín, pimentones, etc.)

– Por su cómodo tamaño puede usarse en pichos o brochetas junto con trozos de pollo o vegetales.

– Después de hervidos pueden empanizarse y freíse. Servirán como un canapé o entrada.

– Una variedad amplia de tapas se pueden hacer con los huevitos, como las cestas, tartaletas y montaditos.

– Pueden ser el centro de un enrollado de carne molida.

Comments

comments