Alrededor del mundo, cada persona tiene su particular bebida favorita. Algunos aman el vino. Otros el whisky o la cerveza. Una de las bebidas que tiene gran cantidad de adeptos es el ron. Algunos son tan apasionados de este destilado que exceden los límites de la lógica. Entre estos destaca un caballero que posee una colección de más de doce mil botellas.

Ron por montones

Ron Steve Remsberg

El protagonista de esta historia es Steve Remsberg, un abogado marítimo jubilado. Durante décadas se ha dedicado a recolectar todo tipo de variedad de rones. Cada uno de ellos guarda un significado especial para el coleccionista.

Todas las botellas están expuestas en su propia casa, en Broadmoor, California. Un motivo de orgullo: la primera planta de su hogar es un gran museo dedicado al ron. Algunos tienen incluso más de cien años de antigüedad.

El abogado resalta la riqueza que esconde su origen caribeño. Además, comenta sobre su amor irremediable: “Es una bebida infinitamente compleja, porque cada isla y cada marca tiene su propio estilo único”.

Por otro lado, reprocha la falta de atención que se le da. “No obtiene el respeto que merece”, dice Steve. También se extraña de que no existan otras personas con su misma vocación: “Todavía no puedo identificar a otro coleccionista importante”.

La historia de una pasión

Ron Steve Remsberg

Su primer sorbo fue cuando tenía apenas los 17 años de edad. Su hermano había obtenido una beca para un año de estadía en Londres. Remsberg se unió a la aventura gracias a los 500 dólares que guardaba en sus ahorros. Durante un paseo por el Trader Vic’s en el Hotel Hilton, saboreó por primera vez el elíxir de su vida. Narra que, en primera instancia, fue un “shock” pues era solo un niño, pero que eso no causó un efecto adverso. “Es por eso por lo que he estado tan fascinado desde entonces”, dice.

Años después de su inicio como enamorado del ron, comenzó su cacería de ejemplares. En un viaje a Jamaica, en 1972, adquirió la primera botella de su enorme colección. Desde entonces, el país isleño se volvió su destino favorito. Comenta que durante sus años como trabajador su placer era vacacionar en este país. “Allí recogí un montón de botellas maravillosas. Estaban en las estanterías de estas pequeñas tiendas rurales”, comenta Steve.

A pesar de que le encanta disfrutar de un buen vaso de su bebida favorita, respeta lo que tiene en resguardo. Cada una representa un tesoro incalculable para él. Solo es capaz de abrir una de sus botellas bajo dos condiciones: estar en una ocasión muy especial y, más importante aún, poseer una réplica. Añade sus razones para esto: “¿Cuál es el propósito de mirar las botellas vacías? Si una colección tiene algún propósito en absoluto es para mostrar cómo los rones de un determinado origen o de un determinado productor han evolucionado a lo largo de los años”.

Su posesión más antigua es un St. Croix producido en 1860 y embotellado en 1906.

Una difícil tarea

Ron Steve Remsberg

El recolectar cada vez más y más rones de todo el mundo ha sido una labor ardua. “Para mí, reunirlos ha sido una búsqueda oscura”, son sus palabras al respecto. Esto lo atribuye a lo poco que fue valorada la bebida durante el siglo pasado.

Remsberg exalta sus amplios conocimientos históricos de la industria. Asegura que conoce todo lo que se ha vendido y producido en las últimas décadas: “Sé más sobre las marcas disponibles hace 100 años que nadie porque, hasta hace poco, no se había escrito sobre él. Yo estaba en el lugar correcto en el momento adecuado. Me encanta contar estas historias”.

Finalmente, afirma el papel protagónico del motivo de su locura: “Esta es la era más grande. Estamos viviendo su renacimiento”. Todo lo culmina con una frase: “Yo era un abogado marítimo y el ron es la bebida de un marinero”.

En todo el globo, siempre alguna persona llevará sus gustos a lo extremo. Lo importante es poder disfrutar a toda costa de sus más grandes pasiones.

También le puede interesar: Las bebidas de Francis Coppola para honrar a las mujeres

Con información de Liquor y TalesOfTheCocktail

Comments

comments