Hatsukoi no Kaori / Fresa blanca japonesa
Su nombre se traduce como "esencia del primer amor" por su excelente aroma

En la lejana isla de Japón son grandes amantes de las fresas. Con una extensa variedad del fruto, hay una que llama fuertemente la atención: la Hatsukoi no Kaori, una curiosa y deliciosa fresa blanca.

Su nombre en japonés se traduce al español como “esencia del primer amor”, debido a los excelentes aromas que desprende. Es una especie alba de la conocida fruta roja que se cultiva en la prefectura de Yamanashi, al centro del país asiático.

Hatsukoi no Kaori / Fresa blanca japonesa
Hasta el interior del fruto presenta la misma tonalidad / Foto vía: YokyoChaepo.com

Las Hatsukoi no Kaori fueron creadas por la firma Miyoshi Agri Tech, dedicada a la actividad agrícola. Tras años de investigación, los primeros cultivos se dieron en 2006, causando furor en la nación isleña. Según se ha dado a conocer, la coloración se obtiene a través de un proceso “cuidadoso que reduce su exposición a la luz, lo que inhibe el desarrollo del rojo típico”.

El resultado es una fresa con un tono entre blanco y rosado muy claro con llamativas semillas rojas en su piel. Suele tener buen tamaño y presentar un sabor notablemente dulce, baja acidez y una textura bastante jugosa.

Alba y deliciosa

Hatsukoi no Kaori / Fresa blanca japonesa
Se ha convertido en un insumo clásico como regalo para ocasiones especiales / Foto vía: MomoBud.com

Una de sus características es que tiende a ser muy cara, llegando a ser considerada un lujo. Cada unidad de fresa blanca puede llegar a tener un costo de aproximadamente 10 dólares. Tal es el estatus que representan, que se han convertido en una opción de regalo elegante para bodas y cumpleaños.

Su precio elevado se debe a que su producción es muy escasa. Solo se dan durante una temporada específica del año, entre diciembre y abril. Además, muy pocas fresas logran el tono blanquecino esperado por los agricultores. Incluso, es difícil encontrarlas en cualquier tipo de establecimiento.

Otra de sus características, según diversas fuentes, es que son tan buenas para la salud como sus contrapartes coloradas. Las Hatsukoi no Kaori son una excelente fuente de vitaminas como la A, C y E, además de aportar minerales como calcio, magnesio, zinc y hierro.

También le puede interesar: Qué curiosas! Frutas exóticas del mundo

Comments

comments