Gik es un vino dulce, fresco y muy suave. Está hecho de uvas rojas y blancas, pero el color azul se añade mezclando dos pigmentos orgánicos: indigo y anthocyanin, el primero se encuentra en la piel de la uva. Fue creado por un grupo de empresarios españoles sin vinculación a la tradición del vino. Gracias al trabajo de un grupo de técnicos taking viagra and cialis together e ingenieros de alimentos de la Universidad del País Vasco crearon este producto.

Este llamativo vino tiene 11,5 grados de alcohol y sale de las bodegas del Bierzo. Su color cada vez atrae a más clientes que a través de un clic se hacen con él. No tiene azúcar adicionada, ni añejamiento, es ligeramente ácido y luego en el paladar se va a dulce. Los creadores lo recomiendan para maridar con sushi, nachos, guacamole y salmón ahumado. “Gïk nació para la diversión, sacudir las cosas y ver qué pasa”, comenta uno de sus creadores.

Los creadores de este vino llevan seis meses con su empresa online, Gik Blue, y ya han vendido por todo el mundo más de 70.000 botellas de su peculiar vino. Lo podemos encontrar en China y hasta en una estación de esquí en Suiza, donde lo venden caliente con un toque de canela. También los hay en 300 bares de toda España y en su página web a 10 euros la botella.

Gik, efectivamente, no sabe como saben los vinos tradicionales. Tiene un sabor peculiar, extraño, decididamente más empalagoso. Resulta un producto curioso y divertido. No hace falta buscar más razones para probarlo y sacar cada uno sus propias conclusiones.

También te puede interesar: Whiskey Bullets: balas de acero para enfriar el whisky

Comments

comments