Flippy Robot de hamburguesas

La tecnología no para de avanzar. Cada vez son más comunes las creaciones que buscan simplificar aspectos de la vida cotidiana. Estos aparatos electrónicos abarcan una gran variedad de áreas, y la gastronomía no escapa de esto. En la actualidad existen muchos “asistentes” culinarios que sirven cocteles o ayudan en la cocina. Ahora, un peculiar robot se encarga de auxiliar en la preparación de un alimento muy amado: hamburguesas.

Una mano amiga

Se trata de Flippy, una invención de Miso Robotics en colaboración con la cadena de comida rápida CaliBurger. La iniciativa surgió de las ganas de potenciar la industria relacionada con la preparación, la cual genera más de 75,5 millones de dólares anualmente, además de disminuir el número de accidentes como quemaduras y cortes en las cocinas de los establecimientos.

De esta manera, un brazo mecánico en un práctico carro se encarga de preparar hamburguesas. Es capaz de colocar la carne en la plancha y voltearla sin problema alguno. Reconoce el tiempo necesario de cocción del alimento e, incluso, puede trasladarlo hasta el pan. Posee sistema de reconocimiento de los ingredientes para diferenciar la carne del pollo, el queso y hasta la posición del pan. A través de una alarma, avisa al cocinero el momento de añadir los insumos. La compañía asegura que “Flippy cocina a la perfección siempre”.

David Zito, cofundador de Miso Robotics, comentó acerca de la creación: “Nos centramos en el uso de la inteligencia artificial y la automatización para resolver los puntos álgidos de los restaurantes y la preparación de alimentos. Este es el trabajo aburrido, sucio y peligroso alrededor de la parrilla, la freidora y otras preparaciones, como cortar cebollas. La idea es ayudar a los restaurantes a mejorar la calidad y la seguridad de los alimentos. Todo sin requerir un rediseño mayor de la cocina”.

Hamburguesas mecánicas

Flippy Robot de hamburguesas

El proyecto inició en CaliBurguer. El restaurante utilizó prototipos en 12 de sus 50 sedes en Estados Unidos. La idea fue un rotundo éxito y rápidamente otras cadenas de comida empezaron a preguntar por Flippy. Lamentablemente, debían esperar el periodo de seis meses de exclusividad con el que contaba la empresa promotora.

En la actualidad, el robot ha recaudado más de diez millones de dólares en inversiones. Cada vez son más los locales que desean incluir la tecnología en su cocina. Esto, sin embargo, ha generado una ola de opiniones. Se especula que la incursión de la maquinaria podría suponer una cantidad considerable de despidos a las personas encargadas de estas tareas.

Al respecto de estas inquitudes, Zito declaró: “La degustación de alimentos y la creación de recetas siempre serán competencia de un chef. Y los restaurantes son lugares de reunión donde interactuamos entre nosotros. Los seres humanos siempre jugarán un papel muy importante en el lado de la hospitalidad del negocio. Eso, dados los aspectos sociales de los alimentos. Simplemente, no sabemos cuáles serán los nuevos roles en la industria”.

Una iniciativa que puede significar tanto un problema como una solución. Pero seguramente los amantes de las hamburguesas celebrarán este avance.

También le puede interesar:  Chop-Syc, la tecnológica tabla de cortar

Con información de MisoRobotics y TechCrunch

Comments

comments