Normalmente, cuando vamos a un lugar a comer sushi o a comer sándwiches y ensaladas que llevan cangrejo, es normal que lo que realmente estemos comiendo sea kanikama. Este ingrediente, también llamado “palitos de cangrejo”, es en realidad un derivado de un alimento procesado llamado surimi.

El surimi es un alimento a base de pescado que se desmenuza y procesa hasta convertir en una pasta densa, estabilizada con aditivos como clara de huevo, sal, sorbitol y aceite, entre otros. Existen algunos surimi de carne de aves, pero lo más común es que sean de pescado o frutos del mar.

Origen del kanikama

El kanikama surge en 1973 y aunque se trata del nombre de una marca, es tan conocido que se suele utilizar como genérico. Estos palitos vienen precocidos, por lo que no hace falta cocinarlos y se pueden comer directamente como vienen empacados.

Por lo anterior, queda claro que estos palitos no son cangrejo, sino una imitación mucho menos costosa, a base de pescado procesado. El pro, es que se trata de un alimento accesible, que además posee menor colesterol que el cangrejo; el contra, es que es un producto muy procesado. Debido a que por lo general no posee cangrejo real, puede conseguirse kanikama kosher.

Comments

comments