A lo largo de muchos años se han hecho diversas historias del cóctel Cuba Libre, muchas de estas versiones se encuentran estrechamente relacionadas a un grito de libertad emitido por los patriotas cubanos que lucharon por la independencia de Cuba del yugo español.

Hasta finales del siglo XIX Cuba se encontraba como la última colonia española en América. El pueblo cubano tuvo varios intentos frustrados de independencia y no fue sino hasta 1898 cuando se comenzaron a ver destellos de libertad.

En el año 1898 estalló el acorazado estadounidense  Maine en el puerto de La Habana. El atentado se atribuyó a los españoles y, en consecuencia, Estados Unidos declaró la guerra a España. El enfrentamiento se llevó a cabo en tierras cubanas. Tras la victoria de Estados Unidos la liberación de Cuba del yugo español no se hizo esperar y la isla y su política pasó a manos estadounidenses.

Toda victoria trae consigo celebración, y fue precisamente en estas festividades en las que se dio origen al icónico cóctel. Aunque la fecha exacta no se sabe a ciencia cierta, algunos historiadores apuntan que fue durante el año 1900, en medio de las celebraciones, cuando se brindó por la libertad conseguida, dando origen a un highball que mezclaba el ron Bacardí con Coca-Cola llamado Cuba Libre”.

Un cóctel que conquista al mundo

El cóctel Cuba Libre conquistó al mundo desde su popularización en Estados Unidos durante los años 30’ y 40’, en esta última década la canción Rum and Coca-Cola de Andrew Sisters se puso de moda, catapultando la fama del trago cubano a escala mundial y que ha trascendido en la historia por décadas. Hoy por hoy, en pleno siglo XXI es un imprescindible en la carta de cualquier barra.

cuba-libre-receta

Anatomía del Cuba Libre

En sus inicios, el Cuba Libre era únicamente el resultado de la mezcla de ron, Coca-Cola y limón. Con los años muchos bartenders regularon la cantidad de limón que se empleaba, dosificándolo en porciones mucho menores para evitar que el cítrico de la fruta opacara los matices y sabores del ron. En la actualidad hay diversas versiones modernas de esta clásico, en algunas de ellas se elimina por completo el limón o se les añade triple sec.

Aunque existen diversas formas de preparar un Cuba Libre, mencionamos la forma clásica de hacerlo. En un vaso de Highball o un vaso alto, se coloca una onza de ron blanco, unos cubos de hielo y se llena con refresco de cola. Se adorna con una rebanada de limón en el borde.

Comments

comments