Bizcocho

Muchas personas evitan ingerir alimentos que tengan algunos días “pasaditos”. Los que consideran que alguna comida ha perdido su frescura, seguramente, optarán por no consumirla; pero otros, simplemente, ignorarán esto. Si usted piensa que pertenece al primer grupo, ¿se atrevería a comer un bizcocho de frutas con más de 100 años de antigüedad?

Un equipo neozelandés de la Antarctic Heritage Trust (Fideicomiso del Patrimonio Antártico) realizó recientemente el hallazgo de más de un siglo y se encuentra en perfectas condiciones.

Según los investigadores, el postre perteneció al equipo de exploradores británicos comandados por Robert Falcon Scott. Durante la expedición Terra Nova, los aventureros se hospedaron, entre 1910 y 1913, en una pequeña cabaña ubicada en Cabo Adare, lugar donde encontraron varios objetos del grupo.

Bizcocho

No hay mal que dure cien años, pero sí bizcocho que los resista

Elaborado por la famosa empresa inglesa Huntley & Palmers, el bizcocho se encontraba en una lata. Fue sometido a un proceso de remoción de óxido, estabilización química, desacidificación de la envoltura de estaño y reparación de la envoltura de papel. Lo llamativo para el conjunto de restauradores fue su estado, ya que “se veía y olía comestible”.

Lizzie Meek, directora del proyecto de la AHT, habló sobre el hallazgo: “Encontrar un dulce tan perfectamente conservado entre un puñado de latas corroídas y sin identificar, fue una sorpresa. Es un alimento con alto contenido de energía, ideal para las condiciones antárticas y sigue siendo uno de los favoritos en los viajes a lugares de hielo”.

La historia es sorprendente, pero triste, ya que los cinco exploradores de la expedición de Scott fallecieron en el viaje de regreso.

El pastel de frutas y todos los objetos restaurados por la AHT fueron reubicados en la cabaña donde los hallaron. Esta medida obedece a que la zona se encuentra bajo protección de la oficina de patrimonio histórico.

¿Se atrevería a darle una probada a una torta de cien años?

 

También le puede interesar: ¿Viscosa pero sabrosa? Sepa más sobre la harina de grillo

Con información de ElPaís y AntarcticHeritageTrust

Comments

comments